Infravalorado

La palabra infravalorado hace referencia a un estado desvalorizado de alguna cosa en específico. En este sentido, el concepto infravalorado tiende a emplearse para describir aquellas cosas que no se valoran justamente. Puede tratarse de un producto que se cotiza por debajo de su precio o su valor real o algo que no se estima tan bien como debería.

Esta palabra es el antónimo de sobrevalorado, así mientras algo sobrevalorado se estima por encima de lo que merece, con lo infravalorado ocurre lo opuesto. Por lo general se emplea esta palabra para referirse a aspectos y conceptos propios de la economía o las finanzas. Sin embargo puede tener un uso más general describiendo cualquier cosa que no recibe una valoración menor de la que le corresponde.

Cuando hablamos de un producto infravalorado en materia de economía quiere decir que se le atribuye un valor menor en comparación a otros. En este sentido, el concepto de valor se suele asemejar al de precio o valor comercial. El carácter de infravalorado puede darse en casos específicos o bien en momentos de crisis y/o depresiones económicas.

La palabra infravalorado señala algo que no se aprecia justamente.

Esta palabra deriva del verbo infravalorar cuyo origen se remonta a la combinación de los términos infra y valere del latín. Así, el significado original de este verbo hace referencia a una valoración inferior o por debajo de lo esperado. Es decir, infravalorar tiene que ver con darle un valor menor del que posee a alguna cosa.

Si trasladamos este significado al adjetivo infravalorado vemos que describe alguna cosa poco valorada. Esta baja valoración suele vincularse con las características, capacidades o cualidades del objeto infravalorado en cuestión. Por ejemplo: “Las producciones del cine nacional están muy infravaloradas en nuestro país, la gente no sabe lo que se pierde”.

La acción de infravalorar algo o alguien tiene que ver con no saber apreciar o reconocer su mérito o valor. De esta manera se tiende a subestimar o creer que no vale lo suficiente lo que nos lleva a otorgarle un valor por debajo del correspondiente. Lo que resulta en un objeto, persona o situación que termina siendo infravalorada por diferentes razones.

Infravalorado como concepto económico

Ya mencionamos brevemente el uso económico que suele darse a este término, así que a continuación hablaremos de algunos ejemplos concretos. En materia de economía existe un concepto denominado activo infravalorado. Este tiene que ver con los pocos beneficios o ganancias que obtiene una empresa por ese activo en particular.

Sin embargo esto no siempre significa algo negativo ya que en ocasiones se puede tomar como una oportunidad de inversión. Por ejemplo, cuando cierto producto se encuentra infravalorado podemos adquirirlo a un precio accesible. Estos productos pueden revalorizarse en el futuro lo que podría generarnos ganancias significativas.

Otro aspecto de este concepto en materia de economía tiene que ver con la valoración de los empleados, por ejemplo. En este sentido, podría decirse que un empleado se encuentra infravalorado cuando no se aprecia su desempeño laboral. Esto puede ocurrir cuando un empleado que trabaja de forma eficiente no recibe el reconocimiento que merece.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *