Semiótica

Se conoce por semiótica a la ciencia filosófica que se encarga de estudiar los sistemas de comunicación en las sociedades humanas. La semiótica se dedica principalmente a estudiar las propiedades de los sistemas de signos. El objetivo de este estudio es comprender en base a los signos la actividad humana.

Como el objeto de estudio de la semiótica son los signos, hace falta definirlos también. Un signo es la representación de un objeto que se basa en una clase de código. Un signo es la forma en que conocemos una cosa y le atribuimos cierto sentido. Este proceso se conoce como semiosis y en él intervienen una serie de elementos.

Los elementos que intervienen en el proceso de semiosis son los siguientes: el signo que se utiliza para designar una cosa y la persona que interpreta este proceso con sus diferentes consideraciones. El proceso de semiosis se desarrolla contemplando un lenguaje, éste se define como un conjunto de signos con una serie de reglas.

Semiótica

La semiótica es la disciplina que estudia los signos lingüísticos.

La semiótica hace una serie de diferencias importantes. La primera es la distinción entre lo que se considera denotación y lo que sería connotación. También diferencia lo que son las claves, códigos y lo que éstos transmiten en forma de mensaje. La última distinción que contempla la semiótica está dada entre lo sintagmático y lo paradigmático.

Estas diferencias planteadas por la semiótica generan que se originen disciplinas derivadas. Estas disciplinas son: la semántica que analiza la relación entre el signo y lo que designa. La sintáctica que analiza la relación entre signos y por último la pragmática que estudia las condiciones de uso de los signos.

Así estas disciplinas complementarias de la semiótica ayudan a analizar los sistemas de significación, los lenguajes y discursos. Esto se lleva a cabo teniendo en cuenta los diferentes lenguajes y aquellos procesos asociados a los mismos. Siempre hay que tener en cuenta que todas las producciones e interpretaciones de sentido implican un proceso de semiosis.

La disciplina semiótica

En un principio la semiótica formaba parte del campo científico de la lingüística. A partir de los años sesenta comenzó a desarrollarse de manera sistemática, aunque sus orígenes se le atribuyen a los aportes del lingüista suizo Ferdinand de Saussure. Otros autores que fundaron las bases de la semiótica fueron Louis Hjelmslev, Roman Jokobson y Ludwig Wittgenstein.

Saussure contemplaba a principios del siglo XX que existiera una ciencia dedicada al estudio de los signos. La idea de Saussure planteaba el estudio de los signos dentro de la vida social. A esta ciencia la llamó semiología que procedía del término semeion del griego y significaba signo.

El lingüista danés Louis Hjelmslev aportó a este campo disciplinar una sistemática formal a la que llamó glosemática. Hjelmslev publicó en el año 1943 su obra Prolegómenos a una teoría del lenguaje donde propuso la glosemática. Con ésta aportó los principios que servirían para desarrollar la semiótica estructuralista más tarde.

Otro autor fundamental en el campo de la semiótica fue el filósofo estadounidense Charles Peirce. Peirce propuso la semiosis como objeto de estudio y la definió como un proceso constituido por tres elementos: el signo, el objeto y el interpretante.

Formato para citar (APA)

“Semiótica” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/semiotica/ [Consultado: ].