Figura retórica

Se conoce como figura retórica a diferentes formas de utilizar el lenguaje con fines literarios. Las figuras retóricas son recursos de la lengua para embellecer el estilo comunicativo. Se las conoce también como figuras literarias y su función recae en plantear textos o discursos más originales.

En nuestro idioma existen quizás más de un centenar de figuras retóricas. Sin embargo, la mayoría de estas figuras son variaciones de una o varias figuras básicas. También cabe señalar, que estas figuras cuentan con una estructura general que se repite en todas. Dicha estructura se compone de un sujeto, un verbo y un predicado, aunque algunas figuras retóricas buscan romper esta estructura.

Al contar con tantas figuras retóricas en nuestra lengua, se procedió a clasificarlas en una serie de categorías. Las categorías son las siguientes: figuras de repetición o fonéticas, de acumulación, de significación, lógicas, dialógicas, estilísticas, de ficción o de posición. Cada una de estas categorías representa diferentes recursos literarios.

figura-retorica

Las figuras retóricas son recursos literarios para embellecer un discurso.

De esta manera, la aliteración es una de las figuras de repetición más utilizadas en la poesía, por ejemplo. Este recurso se usa con la intención de conseguir un tipo de rima específico. La repetición no tiene que ser literal, en este caso puede ser fonético como sucede en la mayoría de los trabalenguas.

Las figuras de acumulación tienden a usar adjetivos de manera redundante, a esto se lo conoce como epíteto. Un ejemplo de esta figura retórica sería decir el agua mojada o el caliente fuego. La figura acumulativa también puede encontrarse al enumerar diferentes adjetivos para señalar algo específico.

En cuanto a las figuras de significación, la más popular es quizás la metáfora. Este tipo de figura retórica se basa en una relación de similitud entre dos conceptos. Las metáforas son generalmente comparaciones un tanto rebuscadas, poéticas y poderosas. Dentro de esta categoría también se encuentran la hipérbole, el oxímoron, la metonimia, el símil.

Otros ejemplos de figuras retóricas

Las figuras lógicas, por su parte, plantean una idea en base a una relación lógica particular. Ejemplos de figuras lógicas serían la paradoja o la antítesis que presentan oposiciones lógicas. Una antítesis muy conocida fue la famosa frase que pronunció el primer hombre en pisar la Luna: “Un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

Aquellas figuras retóricas incluidas en la categoría de posición hacen referencia a una alteración en el orden normal de una oración. Los ejemplos más significativos de estas figuras retóricas son el hipérbaton o el paréntesis.

Es muy común pensar que las figuras retóricas se utilizan únicamente en la escritura. Si bien son un recurso literario de embellecer el lenguaje, se usan de forma cotidiana. También se trata de un recurso utilizado frecuentemente en el lenguaje publicitario, con juegos de palabras y figuras que adornen los mensajes.

Este recurso literario de utilizar figuras retóricas busca embellecer un discurso o complementar una idea. Usando figuras retóricas adornamos el mensaje que queremos dar o le damos mayor énfasis. Se trata de una forma de jugar con el lenguaje y sus posibilidades, también es muy útil para generar persuasión.

Formato para citar (APA)

“Figura retórica” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/figura-retorica/ [Consultado: ].