Afable

El adjetivo afable se utiliza para describir a una persona que resulta agradable, es apacible y de trato cordial. También puede emplearse para referirse al carácter de una persona amable, así como a todo aquello que es propio de alguien afable. El origen de esta palabra se remonta al término affabilis del latín y significa persona de trato agradable.

El uso de la palabra afable suele estar relacionado a describir una persona con la que se puede entablar una conversación. Esto se debe a que alguien afable resulta ser agradable y cordial, da gusto hablar con alguien así. La afabilidad es considerada una virtud que poseen aquellas personas amables y carismáticas que podemos llegar a conocer.

Alguien afable se caracteriza por su cordialidad, sus buenos modales, por ser educado y respetuoso. Todas estas características tienden a causar una buena impresión en los demás y tener a estas personas en buena consideración. Las personas afables tienden a ser atentas y consideradas con los que los rodean sin importar si los demás son agradables con ellos o no.

Una persona afable resulta atenta y agradable con los demás.

El carácter afable fue elogiado por Santo Tomás de Aquino como una rara virtud que tienen algunas personas. Según este santo, la afabilidad de algunas personas ayuda a que los que lo rodean tengan experiencias agradables. Las personas afables suelen contar con una buena disposición para enfrentar la vida todos los días lo que hace todo más llevadero.

Debido a su carácter agradable, las personas afables tienden a resultar del agrado de las personas con quienes se relacionan. Por esto también ocurre que tienden a contar con numerosas amistades, inspiran confianza y respeto en los demás. Dentro del carácter afable se incluyen aspectos como los buenos modales y la consideración por los otros.

La afabilidad es una cualidad esencial y apreciada a la hora de relacionarnos con otras personas. Las personas afables son fáciles de tratar y también tienen cierta facilidad para entenderse con los demás. Esta cualidad resulta necesaria y de gran utilidad para conseguir una convivencia armónica.

Características y ejemplos de uso

Es importante señalar que las personas afables son auténticas y bondadosas, cuentan con un buen corazón y buenas intenciones. Esto se debe a que es una cualidad que no puede fingirse, las personas afables no son hipócritas ni falsas. Se podría decir que el carácter afable es una virtud producto de la sinceridad y la bondad de esa persona.

Los siguientes son algunos ejemplos de uso de este adjetivo:

  • “La consejera de la escuela es la persona más afable que he conocido”.
  • “Me gusta hablar con mi prima cuando estoy deprimida, me tiene mucha paciencia y da buenos consejos. Es muy afable por su parte”.
  • “Teniendo en cuenta tu personalidad tan afable deberías considerar una carrera relacionada con ayudar a la gente”.

Sinónimos de afable

agradable, amable, atento, cordial, simpático

Antónimos de afable

antipático, descortés

Formato para citar (APA)

“Afable” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/afable/ [Consultado: ].