Mitómano

Mitómano es un adjetivo que hace referencia a la mitomanía, un trastorno psicológico que obliga a las personas a mentir de forma compulsiva y enfermiza. Un mitómano está siempre mintiendo, falsea y crea una realidad diferente para hacerla más tolerable. Incluso puede tener una imagen totalmente distorsionada sobre sí mismo, con variantes que van desde los delirios de grandeza hasta la paranoia conspirativa.

El mitómano no mide las consecuencias que traen sus mentiras. Adopta un comportamiento mentiroso para mantener su estatus social y va construyendo más mentiras para soportar los otros engaños que desarrolló previamente. En ese sentido el mitómano no puede dejar de mentir, ya que una mentira lleva a la otra.

mitomano

Mitómano

En niños y adolescentes, la posibilidad de volverse mitómanos es alta cuando tienen una personalidad inestable. También la presencia de padres muy exigentes puede ocasionar la aparición de tendencias mitómanas. De esa forma el niño o adolescente escapa mediante mentiras de una realidad que lo oprime. El mitómano busca, a través de sus mentiras, satisfacer las exigencias que la sociedad y que sus padres le imponen.

Otra razón por la que los mitómanos mienten es para ganar prestigio entre sus conocidos, o para manipular a las personas y dañarlas. La mitomanía es un trastorno muy peligroso, pese a que algunas personas lo consideren algo inofensivo. Los mitómanos no solamente se afectan a sí mismo con sus mentiras sino que dañan el entorno.

Las personas que mienten en exceso siempre están expuestas a un alto nivel de estrés. Estos se debe al temor constante de que sus mentiras sean descubiertas, o a tener que volver a mentir para tapar mentiras previas. Sostener un mundo de mentiras termina condicionando la vida del mitómano.

Otro nombre que recibe la mitomanía es el de pseudología fantástica. Si bien no hay muchos textos hasta el momento que trabajen sobre la mitomanía, se estima que 1 de cada 1.000 personas menores de edad sufren de mitomanía o tendencia a padecerla. La mitomanía aparece en hombres y mujeres en edad infantil en una proporción similar.

La mitomanía afecta el funcionamiento del sistema nervioso central, afectando el comportamiento y las reacciones del afectado. En la mayoría de los casos las mentiras están basadas en problemas que pueden ser probables para el mitómano, y si bien se puede conseguir que el mitómano confiese sus engaños, esto lo pone en una situación incómoda que solamente empeorará un próximo brote mitómano.

El comportamiento mentiroso se extiende a lo largo del tiempo. No es una reacción a algo específico, sino que hace a la personalidad misma del individuo. Las mentiras tienden a posicionar al mitómano en una posición de éxito y en determinado momento el propio mentiroso se las cree y piensa que son parte de su verdadera realidad.

La mitomanía puede ser una forma de canalizar la ira contenida o de vengarse de pesronas que lo dañaron. En cualquier caso, es una patología que debe tratarse para evitar mayores peligros para el mitómano y para su entorno.

Sinónimos de mitómano

mentiroso, engañador, vil, fantasioso

Formato para citar (APA)

“Mitómano” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/mitomano/ [Consultado: ].