Desidia

El término desidia proviene del latín y deriva del verbo desideo o deseeum que significa desplomarse en un asiento o permanecer sentado, quieto y sin hacer nada. Las acepciones más frecuentes de la palabra desidia actualmente son negligencia, falta de cuidado y de interés.

El concepto de desidia se utiliza para describir el abandono o descuido del arreglo o imagen personal por parte de un individuo. Pero también se aplica al poco interés en su trabajo o cuidado de sus pertenencias como puede ser su casa o su auto.

La desidia es un término que se asocia a la inercia, dejadez, desgano, pasividad, holgazanería o a la negligencia, pero también a la apatía. Estas actitudes en el individuo las exterioriza ante ciertas situaciones personales o laborales.

La desidia se vincula al abandono, desatención y falta de cumplimiento de ciertas obligaciones. Las mismas pueden ser individuales o grupales como cuando un gobierno o estado no hace nada, por cubrir las necesidades de su pueblo o ciudadanos.

Cuando el estado no se ocupa de las personas sin hogar o de los damnificados por parte de una catástrofe natural se está ante un hecho de desidia gubernamental.

En el ámbito de la salud mental se califica a una persona con desidia cuando padece un estado depresivo. Los individuos con desidia no tienen ganas de hacer nada con respeto a su vida personal o laboral. Además pierden de vista sus responsabilidades personales e inclusos sociales ya que sufren de una apatía profunda.

La desidia a veces se la confunde con indiferencia pero son dos actitudes diferentes. La desidia es un acto negativo que hace que una persona no realice algo para sí misma o para otros. Es una actitud voluntaria y que demuestra el no querer hacer algo.

En cambio la actitud como la indiferencia suele basarse en el miedo, ignorancia o falta de conocimiento que impulsa a alguien a no hacer algo.

La desidia es una actitud peligrosa ya que puede ocasionar situaciones graves a nivel personal como social, generando consecuencias muy negativas como muertes, personas heridas o situaciones sociales realmente terribles.

Ejemplos de desidia

  • Si el gobierno por desidia, no mantiene las rutas en buen estado, se producen como consecuencias accidentes mortales.
  • Si una persona no es asistida por el estado al estar en situación de calle durante el invierno y esta se enferma o muere de frío. Se puede considerar que el estado tuvo una actitud de desidia en este caso, ya que no se ayudó al individuo en tiempo y forma.
  • Si un niño se golpea y lastima mientras lo cuidaba la niñera, se puede considerar desidia por parte de esta, en su rol de responsable del niño.
  • Por desidia un parque municipal es un lugar descuidado y en el que los niños no pueden ir a jugar.
  • La desidia o dejadez de un adolescente genera que su familia se queje por la falta de higiene personal o de su habitación.

La desidia es una actitud que las personas deberían evitar ya que no le aporta nada bueno a su vida personal ni social.

Sinónimos de desidia

dejadez, abandono, negligencia, pereza, inercia, desaliño

Antónimos de desidia

cuidado, aseo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *