Verborragia

La verborragia es el término utilizado para describir la cualidad de ciertas personas que se comunican de forma excesiva, sin respetar los tiempos de una conversación, haciendo uso de la palabra aún cuando lo que los otros tienen para decir sea importante. Las personas que sufren de verborragia hablan mucho, pero no se detienen a escuchar lo que los otros tienen para decir.

Aquellas personas que sufren de verborragia, o incontinencia verbal, disfrutan siendo el centro de atención. En las conversaciones en un grupo de amigos siempre aportan sus opiniones o puntos de vista, sin importar el tema que esté siendo tratado o la verdadera experiencia sobre el mismo. Es normal escucharlos contar anécdotas, recordar hechos que creen importantes o simplemente hablar para romper el silencio.

Lo malo es que la mayoría de las veces las palabras emitidas sin pausa y sin reflexión terminan agotando a los interlocutores. El silencio dice mucho en una conversación, pero los que sufren de verborragia no se permiten ese momento de silencio.

Cuando un sujeto, sea hombre o mujer, tiene rasgos de comportamiento marcados por el exceso de verborragia, lo más probable es que tenga serios problemas para permanecer callado o en situaciones que requieran silencio, como puede ser una conferencia, un espectáculo de teatro o incluso un funeral.

Los seres humanos transmitimos una gran cantidad de información, sobre nosotros mismos y sobre nuestro entorno, ya sea a través de las palabras o del lenguaje corporal. Aquellos individuos que tienen una excesiva necesidad de comunicarse a través de la oralidad sufren de verborragia y lo demuestran muchas veces con actitudes hiperactivas, incapaces de llamarse a silencio y disfrutar de las pausas en una conversación.

La verborragia a veces es tomada como una característica negativa, pero también hay quienes la consideran una cualidad útil para ciertas tareas, principalmente aquellas relacionadas con lograr convencer a la gente mediante el uso de las palabras. De todas formas, no hay que confundir la verborragia con el saber hablar. En muchas ocasiones las personas que sufren verborragia no pueden detenerse al hablar, y eso implica que digan muchas cosas sin pensar, y eso finalmente termina ocasionando problemas.

Los aspectos negativos de la verborragia también afectan el correcto desarrollo de lazos afectivos. Las personas que hablan de más y que no escuchan y no pueden dejar de dar su opinión no consiguen establecer relaciones profundas con la gente. Siempre son vistos como sujetos que únicamente buscan llamar la atención. Es su afán de protagonismo el que termina alejándolos de la comunidad, haciendo que las demás personas eviten su compañía. Por eso, no por hablar mucho se logra captar adecuadamente la atención de los interlocutores.

Sabiendo que el exceso de palabras puede ocasionar aburrimiento y confusión, es importante saber que hay una diferencia entre saber hablar y saber comunicar correctamente las ideas. Para esto último, a veces la economía de palabras es mucho más efectiva para transmitir nuestras ideas.

Sinónimos de verborragia

redundancia, superficialidad, nimiedad, tontería, labia, laconismo, parloteo, cháchara, garrulería, facundia

Formato para citar (APA)

“Verborragia” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/verborragia/ [Consultado: ].