Saltar al contenido

Histriónico

La palabra histriónico describe a algo o alguien que actúa o se comporta como un histrión. Esto quiere decir que se comporta de forma afectada, exagerada y/o teatral. Así, todo aquello que se relaciona o resulta propio de un histrión se describe como histriónico. En ocasiones se emplea esta palabra como sinónimo de actor, sobre todo se tiende a exagerar sus emociones.

Si bien en la actualidad no se asocia tanto este término con los actores, así era en la antigua Grecia. Esto se debía a que los actores de teatro por entonces interpretaban comedias y tragedias con distintos disfraces. Se volvió costumbre describirlos como histriónicos cuando sus interpretaciones resultaban exageradas y hasta impostadas.

Con el paso del tiempo se volvió costumbre calificar de histriónico a aquellas personas que se comportan de forma exagerada. Aunque también se lo sigue empleando para describir actuaciones que resultan particularmente llamativas. En este sentido, lo histriónico se relaciona con los gestos, las voces e interpretaciones que consiguen estos actores.

La palabra histriónico señala conductas exageradas y llamativas.

Por otra parte, en un uso más cotidiano, la palabra histriónico se emplea para describir a las personas extrovertidas. En estos casos, las personas histriónicas no solo son sumamente extrovertidas sino que disfrutan de ser el centro de atención. Esta cualidad puede resultar ventajosa en ciertos contextos para impulsar sus interacciones sociales.

Teniendo esto en cuenta, el histrionismo resulta positivo y bienvenido en ciertos contextos y actividades, por lo general profesionales. Esto se debe a que, al ser tan expresivo y sociable resulta llamativo y puede captar la atención de sus interlocutores. Lo mismo se aplica en otros contextos, por ejemplo, un profesor histriónico puede llegar a dar clases interesantes para sus alumnos.

Sin embargo, en otros contextos el histrionismo puede resultar chocante y causar cierto rechazo. Por ejemplo, un político histriónico puede llegar a parecer un poco afectado y no tener demasiada credibilidad para el pueblo. En estos casos, las personas histriónicas son tan exageradas que dan la impresión de estar mintiendo o pretendiendo ser algo que no son.

El trastorno histriónico de la personalidad

Se trata de una afección mental caracterizada por un exceso de emociones y señala un trastorno de la personalidad. En este sentido, las personas que padecen de este trastorno están buscando atención de su entorno constantemente. Los especialistas creen que las causas de este trastorno se relacionan con eventos sufridos durante la infancia o bien por una cuestión de genes.

Las personas que padecen este trastorno tienden a expresar sus emociones y sentimientos de forma enérgica y exagerada. Además, están constantemente buscando ser el centro de atención en todos los momentos y contextos en los que se encuentran. Sumado a esto, están siempre preocupados por caer bien, captar la atención y aprobación de los demás.

Cuando no consiguen agradarles a los demás o ser el centro de atención reaccionan también de forma exagerada. En esos casos, tienden a enojarse visiblemente y haciéndolo notar a todos los que los rodean. También tienden a ser gritones, dramáticos, amenazar con lesionarse y todo lo que llame la atención de los demás.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.