Gestalt

La palabra Gestalt es un sustantivo de origen alemán que puede traducirse como configuración o forma. También describe un movimiento psicológico que comenzó en Alemania a principios del siglo XX. Algunos de los principales exponentes de la psicología de la Gestalt son los pensadores alemanes Kurt Koffka, Kurt Lewin y Max Wertheimer.

El principio en el que se basa la corriente psicológica de la Gestalt afirma que la mente tiende a configurar todo aquello que percibimos o recordamos. Uno de los principios fundamentales de esta escuela psicológica sostiene que el todo no es igual a la suma de sus partes, es algo diferente.

La doctrina de la Gestalt propone una serie de leyes que sostienen lo siguiente: La ley de la semejanza sugiere que la mente tiende a agrupar elementos de acuerdo a sus similitudes. Le sigue la ley de la proximidad que, como indica su nombre, reúne elementos a partir de la distancia que los separa.

La Gestalt es una corriente psicológica que estudia la importancia de la percepción humana.

Luego se encuentra la ley del cierre que señala la tendencia de la mente de añadir el elemento faltante para completar la figura en cuestión. Por último se encuentra la ley de la pregnancia que sugiere la respuesta más simple que podemos llegar a percibir en cualquier situación.

Además de las leyes y principios antes mencionados, esta corriente psicológica también contiene otros principios tales como: El principio de simetría que caracteriza a aquellas imágenes que se pueden contemplar de forma idéntica a lo lejos. Y por supuesto se encuentra el principio de la experiencia que señala cómo se forma nuestro sistema nervioso influido por el mundo exterior circundante.

La corriente psicológica de la Gestalt se nutrió de ciertos antecedentes propios de la filosofía alemana del siglo XIX. En este sentido, cuenta con influencias de autores como el filósofo Immanuel Kant con sus aportes sobre los estímulos, la imaginación y el pensamiento. O los aportes del filósofo Edmund Husserl en cuanto a la combinación de la experiencia y la fenomenología.

Aportes y características de la Gestalt

Cuando hablamos de Gestalt resulta necesario aclarar que existe por un lado la psicología de la Gestalt y la terapia Gestalt por otro. Esta última corresponde a la psicología humanista y tiene por objetivo fomentar el crecimiento potencial del ser humano. Como tal, busca que las personas superen todo síntoma negativo que bloquee su crecimiento como persona.

La teoría psicológica de la Gestalt presenta un enfoque teórico y experimental dedicado a estudiar la percepción humana. Los fundadores de esta corriente postulaban a la percepción como la principal actividad mental de los seres humanos. En base a esta idea, los otros procedimientos psíquicos dependen de la forma en que funciona y se organiza la percepción.

Los pensadores que conforman la Gestalt consideran que la mente del ser humano tiende a organizar sus percepciones como totalidades. Esto implica que al percibir una cosa lo concibamos como un todo y no como una suma de distintas partes o cosas. Por eso se interesa en la manera en que nuestro cerebro organiza y le da sentido a las imágenes que toma del contexto.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *