Autoevaluación

La autoevaluación consiste en hacer una valoración sobre nuestras propias aptitudes, conocimientos o desempeño. Como tal, la autoevaluación es un método que puede aplicar una persona con el objetivo de evaluarse a sí misma. Esta autoevaluación busca medir el desempeño que hemos tenido en cierta actividad o tarea.

El método de autoevaluación puede utilizarse incluso para analizar cómo afrontamos determinadas circunstancias o situaciones. Para realizar una autoevaluación es preciso que el individuo lleve a cabo cierta introspección sobre su persona. Esencialmente, durante una evaluación buscamos identificar aquellos aciertos y fortalezas como también los aspectos que se pueden mejorar.

De más está decir que las fortalezas de una persona son aquellas cualidades que se le dan bien o domina eficazmente. Mientras que los aspectos a mejorar son todas aquellas aptitudes y conocimientos en los que no logra un buen desempeño. Si una autoevaluación logra identificar estos aspectos el individuo puede trabajar para mejorar su desempeño a futuro.

La autoevaluación consiste en valorar nuestro propio desempeño.

A la hora de realizar una autoevaluación es importante mantenerse objetivo y ser lo más honesto posible. Al ser uno mismo el que valora su desempeño resulta muy fácil que nos pongamos defensivos y hasta obviemos nuestros fallos. Pero si queremos sacarle el mayor provecho a una autoevaluación y que nos sirva de algo es importante incluir todos los aspectos de nuestro desempeño.

Lo más común es que el método de autoevaluación se utilice para objetivos educativos o bien con fines personales. Aunque en la actualidad la autoevaluación se utiliza regularmente en el ámbito laboral buscando mejoras en el rendimiento de los empleados. En este sentido, la autoevaluación laboral es una herramienta ideal para comprometer al personal y lograr mejoras en la compañía.

En el caso del ámbito escolar, la autoevaluación supone toda una revolución al método corriente de enseñanza. Por lo general es el docente el que se encarga de evaluar el conocimiento o rendimiento académico de los estudiantes. Sin embargo, introducir otras formas de evaluación como la autoevaluación o la coevaluación involucra aún más a los estudiantes en su propio aprendizaje.

Características y ventajas de la autoevaluación

Tal como mencionamos, la autoevaluación involucra al sujeto en todo el proceso de aprendizaje. Así, deja de ser un sujeto pasivo en el rol de evaluador y puede juzgar mejor qué hizo bien y en qué falló. Esta ventaja de la evaluación resulta sumamente provechosa para el sujeto en cualquier ámbito en el que se la implementa.

Antes dijimos que es importante realizar la autoevaluación de forma consciente y objetiva, hay que comprometerse con esta valoración. De nada nos sirve llevarla a cabo si vamos con una actitud soberbia o indiferente ya que no le podremos sacar el provecho esperado. La autoevaluación es considerada una excelente estrategia de aprendizaje responsable, crítico y valioso.

Cuando se aplica en el ámbito laboral, la autoevaluación le sirve a las empresas para corregir la orientación de sus empleados en base a las políticas y los objetivos de la compañía. De esta manera, la autoevaluación sirve para lograr mejoras en el rendimiento laboral y pautar estrategias que corrijan problemas o fallas existentes.

Formato para citar (APA)

“Autoevaluación” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/autoevaluacion/ [Consultado: ].