Teléfono

La palabra teléfono hace referencia a un aparato que sirve para emitir y recibir comunicaciones a distancia desde una red telefónica. Se basa en un sistema de comunicación que sirve para transmitir sonidos y voces a través de medios eléctricos. El teléfono fue patentado en 1876 por el científico estadounidense Alexander Graham Bell.

Entre las principales utilidades del teléfono se encuentra la posibilidad de acortar distancias como aparato comunicacional. En este sentido, el teléfono hace posible que dos personas ubicadas en lugares alejados puedan comunicarse. Esto hizo posible que las personas pudieran mantenerse en contacto a pesar de la distancia geográfica que los separa.

Aunque en la actualidad empleamos más nuestros teléfonos móviles, esta idea y utilidad del aparato sigue primando. Incluso con los teléfonos inteligentes y todas las funcionalidades que estos incluyen, su principal uso radica en ser un medio de comunicación. Los teléfonos corrientes de línea fija siguen vigentes a pesar de la popularidad de los teléfonos móviles.

El teléfono es un aparato que sirve para comunicarnos con gente a la distancia.

Desde su invención, el teléfono ha supuesto una mejora inestimable en materia de comunicación. No solo acortó las distancias para comunicar a personas alejadas sino que también agilizó el intercambio comunicacional. Hay que tener en cuenta que antes del teléfono, las personas alejadas se comunicaban por medio de cartas o telegramas.

El motivo por el que se emplea el teléfono para comunicarse puede ser de cualquier índole pero prima por sobre todo ser un medio de comunicación. Así, desde sus inicios se ha utilizado para mantener el contacto con familiares y seres queridos que viven en otro lugar. Pero también se lo ha empleado con intenciones comerciales e institucionales para concretar negocios, por ejemplo.

Aunque el teléfono fue patentado originalmente por Graham Bell, como ya hemos mencionado, él no fue el inventor. El invento del aparato telefónico se le atribuye al inventor e ingeniero italiano Antonio Meucci. Meucci no pudo patentar su invento debido a cuestiones económicas, cuestión que aprovechó Graham Bell para apropiarse la patente del invento.

Características e historia del teléfono

Ya hemos mencionado que desde su invención, el teléfono fue una revolución en materia de comunicación. Permitía conectar a personas que se encontraban a grandes distancias de forma rápida y sencilla. Esto era posible ya que el teléfono se basa en un sistema que transmite sonidos a través de señales electromagnéticas.

El funcionamiento del teléfono se basa en dos circuitos que trabajan en conjunto, uno es de conversión y el otro se denomina de marcación. De esta manera, el circuito de marcación es el que utilizamos para marcar e iniciar la llamada. Mientras que el circuito de conversión es el aspecto analógico de este sistema y se dedica a transmitir las señales sonoras.

Desde su invención el teléfono ha atravesado numerosas actualizaciones y mejoras en sus diferentes componentes y funcionamiento. Estas mejoras apuntaban a lograr una transmisión de mayor calidad y consideraba cuestiones como el micrófono, la marcación y hasta la conexión telefónica. Entre estos progresos se encuentra lo relacionado a los teléfonos móviles que también han evolucionado a lo largo de los años.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *