Psicología infantil

La psicología infantil se trata del estudio de la conducta del niño desde que nace hasta su adolescencia. Esta rama de la psicología se encarga del estudio de los fenómenos y posibles irregularidades en el desarrollo psíquico infantil. Así, se contemplan cuestiones como la evolución de aspectos físicos, cognitivos, afectivos, perceptivos, sociales y motores.

Dentro de la psicología infantil se consideran dos grandes variables, la ambiental y la biológica. La primera se refiere a la influencia que ejercen los padres, amigos y personas allegadas al niño. La segunda se encuentra delimitada por la genética y factores psicológicos hereditarios.

Los especialistas en psicología infantil se dedican al estudio y explicación sobre el comportamiento y desarrollo del niño. Las metodologías que emplean son terapias, que pueden ser individuales o colectivas, y sirven para identificar posibles diagnósticos. Así, la terapia consigue que se encuentren posibles problemas afectivos, de aprendizaje, emocionales o sociales presentes en los niños.

La psicología estudia y trata cuestiones sobre la conducta y desarrollo de los niños.

Entre los problemas más comunes a los que se enfrentan los psicólogos infantiles se encuentran: El bullying o acoso escolar, aunque comenzó a resonar más durante los últimos años se trata de un fenómeno clásico. El bullying consiste en distintos tipo de maltratos que pueden ser físicos, verbales, psíquicos o sociales y provocan secuelas en el niño acosado.

Otro problema frecuente en la psicología infantil se da con la creación de amigos imaginarios. Si bien es un fenómeno que demuestra la rica imaginación del niño puede causar problemas a largo plazo. Uno de esos problemas puede darse en la incapacidad o dificultad para socializar, es decir, para relacionarse con otros niños.

Algunos niños suelen crear fobias o miedos inexplicables a ciertas cosas, como por ejemplo, fobia a la escuela. Esto puede ser un problema que debe ser tratado, en primer lugar para identificar el origen del miedo y luego trabajar en su superación. En estos casos, los niños asocian con la escuela algo que les produce miedo o ansiedad y se niegan a ir al colegio.

Otros problemas y fenómenos de la psicología infantil

Además de los casos antes mencionados que suelen ser los más comunes en los niños, pueden darse otros más serios. Un ejemplo de ello es el autismo, este es un trastorno neuropsiquiátrico caracterizado por el aislamiento social. Los niños autistas tienen, además, problemas para comunicarse con los demás y presentan ciertos patrones de conducta típicas de este trastorno.

Algunos niños pueden padecer depresión infantil, se trata de un trastorno donde se altera su estado de ánimo. Así, la criatura puede caer en un profundo estado de tristeza o incluso padecer cambios de humor bruscos. En estos casos es importante tratar al niño para que la depresión no pase a mayores.

Un hecho muy frecuente que afecta la psiquis de los niños es el divorcio de sus padres. Cuando esto ocurre, la criatura puede llevarse un gran impacto emocional que genera diversas actitudes y reacciones. Así, entre las consecuencias del divorcio se cuentan cambios en el comportamiento, en la autoestima, el estudio y hasta la sociabilidad del niño.

Formato para citar (APA)

“Psicología infantil” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/psicologia-infantil/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *