Neurolingüística

La neurolingüística es la disciplina que se dedica al estudio de mecanismos del cerebro que nos permiten conocer y adquirir el lenguaje. Todos aquellos mecanismos cerebrales que intervienen en la adquisición, comprensión y conocimiento de un lenguaje son materia de estudio para la neurolingüística. Para ello tienen en cuenta tanto el lenguaje escrito, hablado y con signos.

Al contar con una naturaleza interdisciplinaria, la neurolingüística emplea aportes de: las ciencias cognitivas, la ciencia computacional, la lingüística, la neurociencia, neurobiología y neuropsicología. Todas estas ciencias le sirven a esta disciplina para establecer su propia metodología y plantear las teorías de su materia.

Gran parte de los aportes en materia de neurolingüística se fundamentan en modelos propios de la lingüística teórica o la psicolingüística. Además, su foco de interés se encuentra en investigar la forma en que el cerebro implementa los procesos que estas disciplinas consideran necesarios para comprender y producir el lenguaje.

La neurolinguística es la ciencia que estudia la conexión entre las funciones cerebrales y el lenguaje.

El objeto de estudio de esta disciplina son los mecanismos fisiológicos que emplea el cerebro para procesar información vinculada al lenguaje. A la vez se dedica a evaluar aquellas teorías de la lingüística y la psicolingüística empleando los siguientes elementos: La afasiología, la electrofisiología, la imagen cerebral y modelos computacionales.

Los orígenes de esta disciplina se encuentran relacionados al desarrollo de la afasiología durante el siglo XIX. La afasiología se trata del estudio sobre déficits lingüísticos ocasionados por algún daño cerebral. De esta manera, la afasiología busca encontrar relación entre la estructura y la función analizando los efectos de esas heridas en la forma en que se procesa el lenguaje.

Se le atribuye al médico francés Paul Broca el descubrimiento de la conexión entre esa área del cerebro con el procesamiento del lenguaje. Broca era un cirujano que al realizar autopsias en personas con deficiencias en el habla encontró lesiones ubicadas en el lóbulo frontal izquierdo. De esta manera, esa área del cerebro empezó a conocerse con el nombre de este médico.

Aportes de la neurolingüística

La investigación del francés Broca fue la primera en demostrar empíricamente la relación entre el cerebro y el lenguaje. Por esta razón se la considera un aporte fundamental para las ciencias cognitivas y la neurolingüística. A los aportes de Broca se le suman los del neurólogo alemán Carl Wernicke quien sugirió que las diferentes áreas del cerebro se especializaban a tareas lingüísticas particulares.

Así, según Wernicke, el área de Broca se concentra en la producción del habla, mientras que el área que lleva su nombre maneja la comprensión auditiva. Los aportes de estos médicos fueron vitales a la hora de delimitar el campo de la afasiología. A su vez, dieron lugar a la idea de que se puede estudiar el lenguaje examinando las distintas características fisiológicas del cerebro.

Sumado a los aportes de Broca y Wernicke, la afasiología se nutrió durante los primeros años del siglo XX por la obra del neurólogo alemán Korbinian Brodmann. Brodmann se hizo conocido por su trabajo cartográfico de la superficie cerebral a la que dividió en distintas áreas con sus respectivas funciones.

Formato para citar (APA)

“Neurolingüística” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/neurolinguistica/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *