Pensamiento complejo

El concepto de pensamiento fue propuesto por el filósofo francés Edgar Morin y señala la capacidad para conectar las diferentes dimensiones de lo real. Morin propuso el pensamiento complejo como una estrategia reflexiva para abordar los hechos multidimensionales, aleatorios e interactivos existentes. Por esta razón decidió llamarlo pensamiento complejo y porque no quería recurrir a una idea que fuera reductiva o totalizante.

Esta forma de pensamiento supone una perspectiva holística y transdisciplinaria, oponiéndose de esta manera a la división disciplinaria. Algunas de las principales disciplinas que nutren al pensamiento complejo son: la cibernética, la sistémica y las teorías de la información. A su vez, esta forma de pensamiento cuenta con tres principios básicos que son la dialogía, la hologramía y la recursividad.

Cuando hablamos de dialogía nos referimos a la coherencia del sistema que puede relacionarse con la paradoja. En el caso de la hologramía, este principio se refiere a la idea de la parte en el todo y el todo en la parte. Por último, la recursividad es la capacidad que tiene la retroacción para modificar el sistema.

El pensamiento complejo es la capacidad de reflexionar sobre diferentes aspectos de la realidad de forma holística.

En base a lo que hemos expuesto y teniendo en cuenta sus principios básicos podemos decir que el pensamiento complejo apunta a una noción globalizadora de los fenómenos. Pero a pesar de ello no deja de lado la importancia y lo específicas que son las partes del todo. Para lograr este equilibrio en materia de conocimiento resulta vital adoptar los principios que lo rigen.

Considerando todo lo que hemos mencionado sobre esta estrategia reflexiva podemos decir que se encuentra vinculada con la epistemología. La epistemología es la doctrina que abarca los distintos métodos empleados en el conocimiento científico. Como tal, su objeto de estudio son los distintos criterios empleados para producir y validar el conocimiento científico.

Según Morin, la esencia del pensamiento complejo consiste en establecer relaciones entre los distintos fenómenos de la realidad. La idea de esta estrategia reflexiva es analizar el todo a través de sus distintas contradicciones y oposiciones. Es decir, contemplar sus causas y consecuencias, su actividad y pasividad y analizando la reciprocidad entre ellos.

Características del pensamiento complejo

Desde esta forma de pensamiento se piensa al mundo como una serie de elementos interconectados entre sí. Entre los temas de interés del pensamiento complejo se encuentran cuestiones como los problemas sociales, la educación, el futuro de la humanidad y la vida misma.

El factor social de la humanidad con las distintas relaciones que caracterizan a los humanos es uno de los principales intereses del pensamiento complejo. Esto se debe a que son las relaciones que establecemos los unos con los otros los que le dan forma a nuestras sociedades.

Por último, cabe mencionar que este tipo de pensamiento debe ser coherente, conceptualmente rico y evolucionar continuamente. Al reconocer la complejidad de la realidad y la forma en que cambia y evoluciona constantemente, el pensamiento complejo debe seguirle el ritmo. El pensamiento complejo debería promoverse desde temprana edad para formar el pensamiento crítico y autónomo.

Etiquetas:p

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *