Cacofonía

La cacofonía hace referencia a un efecto acústico desagradable producto de sonidos poco armónicos o la repetición de un mismo sonido de forma exagerada. De esta manera, la cacofonía no solo resulta de ruidos sino también de algún sonido lingüístico que se repite continuamente. En este sentido, la cacofonía puede ser causada por una mala redacción, aunque también se lo considera un recurso literario.

Cuando redactamos un texto podemos llegar a emplear ciertas palabras que no suenan bien en conjunto. O incluso podemos caer en repeticiones que terminan entorpeciendo la oración o el texto y el ritmo de lectura. Hasta se considera un error frecuente a la hora de redactar que en el ámbito educativo se corrige seguido.

Una de las formas más frecuentes de cacofonía resulta de usar varias palabras que terminan de forma parecida. Aquí se incluyen, por ejemplo, los adverbios o diminutivos, también sucede con verbos en el mismo tiempo repetidos una y otra vez. Por último, también ocurre el efecto de cacofonía al usar palabras que cuentan con prefijos iguales o parecidos.

La cacofonía es una sucesión de sonidos disarmónicos.

Otra forma de cacofonía ocurre cuando usamos palabras continuadas que terminan y empiezan con la misma vocal. Por ejemplo: Una araña, lo oculto, ese espejo, etc. Podemos observar que en estos casos estas palabras cuentan con la misma vocal al final de una y al principio de la siguiente.

A pesar de resultar un efecto no muy deseado, la cacofonía es también un recurso literario. Lo que quiere decir que a veces se la emplea a propósito al redactar un texto de forma irónica o incluso despectiva. Por lo general, el uso de la cacofonía como recurso literario se hace para mostrar una carencia de lenguaje o desconocimiento de las reglas gramaticales.

También encontramos el uso de cacofonía con intenciones de entretenimiento como sucede en los trabalenguas, por ejemplo. En estos casos, cuando se pronuncian estos enunciados en voz alta es muy común cometer errores. Incluso llegamos a cambiar las palabras que conforman la frase y, como lo indica su nombre, se nos traba la lengua al decirlas.

Características y ejemplos

Podría describirse a la cacofonía como una falta del lenguaje, sobre todo cuando hablamos del lenguaje escrito. De esta manera, la cacofonía se trata de una repetición de sonidos que resulta excesiva y termina rompiendo el ritmo de la oración. Incluso puede llegar a desviar el sentido de la oración por el ruido que genera.

Para identificar una cacofonía lo más recomendable resulta leer el texto en voz alta, así podemos escuchar la forma en que suena. Así podemos decir que hay cacofonía cuando encontramos palabras difíciles de pronunciar o muy parecidas, repeticiones y sonidos disarmónicos. Al identificarlas podemos sustituirlas por algún sinónimo, redactar de nuevo o cambiar el orden de la oración.

Algunos ejemplos de cacofonía:

  • “El policía corrió velozmente intentando alcanzar al asaltante que huía furiosamente del lugar del crimen”.
  • “Podría decirse que la situación de la educación no tiene parangón”.
  • “Cómo quieres que te quiera si el que quiero que me quiera no me quiere como quiero que me quiera”.

Sinónimos de cacofonía

disonancia

Etiquetas:c

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *