Ansiedad

La palabra ansiedad hace referencia a un estado mental caracterizado por sentir una gran excitación, inquietud e inseguridad. En ocasiones se la relaciona con la angustia y puede experimentarse junto con algunas enfermedades o trastornos mentales. Se puede describir a la ansiedad como un sentimiento de inquietud, por lo general relacionado con el miedo o el temor.

Aquellas personas que padecen ansiedad pueden llegar a sentirse inquietas y tensas. En ciertas ocasiones, la ansiedad hace que el individuo sude en exceso, tenga dificultades para respirar y hasta puede llegar a sufrir de palpitaciones. Como tal, la ansiedad puede ser una reacción de lo más común en situaciones de gran estrés.

De esta manera, situaciones como tomar decisiones importantes, rendir un examen o tener problemas en el trabajo pueden generar ansiedad. En estos casos la ansiedad se presenta como una forma de reaccionar ante dichas situaciones. Sin embargo, otras personas pueden padecer trastornos de ansiedad donde esas reacciones se repiten de forma crónica.

La ansiedad es una reacción ante momentos de mucho estrés.

Cuando una persona padece un trastorno de ansiedad quiere decir que dichos episodios no son casos aislados o reacciones comunes a situaciones específicas. Incluso puede suceder que la ansiedad empeora con el tiempo afectando la vida del individuo. La inquietud y el miedo que sufre alguien con un trastorno de ansiedad puede ser abrumador.

Los síntomas vinculados a los trastornos de ansiedad pueden presentarse de forma ascendente afectando toda la vida del paciente. Esto quiere decir que afecta tanto sus relaciones personales como sus distintas actividades diarias. También es importante señalar que existen varios tipos de trastornos de ansiedad que presentan distintas características.

Así podemos diferenciar tres tipos principales de trastornos de ansiedad: El trastorno de ansiedad generalizada, las fobias y el trastorno de pánico. En el primer caso, el paciente se preocupa de forma excesiva sobre distintos problemas comunes de su vida. Alguien que padece una fobia siente un miedo intenso a alguna cosa en particular (arañas, multitudes, volar, etc.). El trastorno de pánico es cuando el individuo padece ataques de pánico de forma repentina en situaciones aleatorias.

Causas y tratamiento de la ansiedad

Existen diferentes factores (biológicos, genéticos, estrés, sociales) que pueden causar ansiedad. Aunque cabe mencionar que no hay una causa definitiva sobre por qué alguien puede llegar a padecer ansiedad o algún tipo de trastorno de ansiedad. Sin embargo, existen ciertos factores de riesgo que hacen a ciertos pacientes más probables de sufrir algún tipo de trastorno de ansiedad.

Así, hombres y mujeres pueden padecer de ansiedad social por igual, pero las mujeres son más asiduas de padecer fobias y ansiedad generalizada. Otros factores de riesgo incluyen una personalidad retraída o tímida, haber sufrido algún hecho traumático, antecedentes familiares. E incluso ciertas afecciones o problemas de salud como la arritmia o la tiroides pueden causar un trastorno de ansiedad.

Para diagnosticar un trastorno de ansiedad el médico puede solicitar estudios y hasta una evaluación psicológica. En cuanto al tratamiento, lo más común para tratar un trastorno de ansiedad es psicoterapia, aunque también pueden recetarse medicamentos. O bien el tratamiento puede ser una combinación de ambos, pero la psicoterapia ayuda al paciente a lidiar con los síntomas y situaciones que le generan ansiedad.

Etiquetas:a

1 comentario en «Ansiedad»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *