ABC

La sigla Abc señala un tipo de sistema utilizado en el diseño de distribución de los inventarios para almacenes. Por ello podemos decir que el objetivo del análisis Abc consiste en optimizar cómo se organizan los productos. Así, el análisis Abc coloca aquellos productos más atractivos o solicitados de forma accesible para el público.

De esta manera podemos decir que el análisis Abc aumenta la eficacia a la hora de ordenar los productos. Además, este método logra reducir el tiempo que le lleva a los clientes encontrar los productos que desean. Entonces, el análisis Abc sugiere una forma de clasificar la mercadería colocando las de mayor demanda en los lugares más visibles.

Se le atribuye el desarrollo de este sistema al economista y sociólogo italiano Wilfredo Pareto. Este economista afirmó en 1897 que la demanda de los artículos de un inventario no se distribuía de forma uniforme. Así se produce un desbalance notable entre los productos más vendidos y los que se venden poco.

El análisis Abc es un sistema de para clasificar mercaderías según su demanda e importancia.

El análisis Abc se realiza clasificando los productos en 3 tipos según su nivel de importancia. De esta manera, los productos tipo A son los más importantes, los que más se venden y usan. Estos productos son los de mayor demanda y los que dejan mayores ingresos a los negocios.

Los productos de tipo B se caracterizan por tener una importancia secundaria y los ingresos que representan son menores a los del tipo anterior. Por último, los productos de tipo C cuentan con una mínima importancia y son los que menores ganancias reportan. Una vez clasificados los productos en estas categorías se colocan los tipo A en las zonas más accesibles y concurridas.

Por su parte, los productos tipo B y C se relegan a lugares menos visibles o concurridos del negocio. Esto se debe a que son los que menor demanda e importancia tienen, por eso se colocan al fondo o en los rincones más alejados de los locales comerciales. Al ser los productos menos solicitados son pocas las personas que buscan o compran ese tipo de productos.

Aspectos del análisis ABC

Además de clasificar los productos en tres tipos, este análisis realiza una minuciosa gestión del inventario. Así, los productos de la categoría A se someten a un control estricto dentro del inventario debido a la importancia que tienen. Esto sirve para asegurar que siempre haya stock, que sean accesibles y cuentan con el mejor almacenamiento.

Como los productos de tipo B cuentan con una clasificación intermedia entre los otros tipos, también deben controlarse cada tanto. Monitorizar estos productos sirve para comprobar si pueden llegar a cambiar de categoría. En este sentido, los productos de tipo B pueden subir a la categoría A, o bien perder demanda y pasar a la categoría C.

En el caso del último tipo de productos, al ser los de menor demanda el stock suele ser bastante limitado. Por lo general existen muy pocas existencias del tipo C de productos debido a su baja demanda. Incluso suelen ser la clase de productos que no se reponen debido al riesgo de costo que representan.

Etiquetas:a

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *