Violencia

Según la Organización Mundial de la Salud, la violencia es definida como el uso intencional de la fuerza física o amenazas contra uno mismo, un grupo o una comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muertes, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones. Esta definición implica intencionalidad de realizar el acto independientemente del resultado que produce.

Las sociedades aplican distintos estándares respecto a las formas de violencia, siendo algunas aceptadas o otras no. En general, una persona violenta es una persona irracional obstinada en actuar a su criterio y no dispuesta al diálogo. El carácter de esta persona es egoísta y se caracteriza por la ausencia de empatía.

Violencia

Muchas de las formas de violencia se pueden prevenir. Existe una relación muy fuerte entre los niveles de violencia y factores que pueden ser modificables como la pobreza, el ingreso, la desigualdad de género, el uso del alcohol y la ausencia de relaciones seguras, estables y formativas entre padres e hijos.

Existen distintos tipos de violencia y las causas de cada una de ellas es muy variada. Algunos tipos de violencia son:

  • Violencia física: es la caso de violencia más común y típico. Las personas violentas propinan agresiones que ponen el riesgo la integridad física de la víctima. Estas agresiones pueden ser causadas con la misma fuerza o con objetos, armas o sustancias.
  • Violencia verbal: el violento suele hostigar, gritar, aplicar apodos incómodos, menospreciar y humillar a otras personas. Este tipo de acoso es típico en la edad escolar y es muy conocido por su término en inglés: bullying.
  • Violencia psicológica: este tipo de violencia ataca a los sentimientos de la víctima, desvalorizando, intimidando, controlando sus acciones, abandonando o destruyendo su autoestima. Estas acciones no permiten que la víctima se desarrolle en un ambiente sano y tranquilo.
  • Violencia sexual: hay violencia sexual cuando la víctima es tocada de manera indebida, o se le hacen insinuaciones sexuales por dinero o se la toma por la fuerza para tener relaciones sexuales.

La violencia fue causa de aproximadamente 1,28 millones de personas en 2013 frente a 1,13 millones en 1990. De las muertes de 2013, alrededor de 842.000 son atribuidas a suicidios, 405.000 a violencia entre personas y 31.000 a violencia colectiva (guerras). En 2013, los asaltos con arma de fuego fueron la causa principal de muerte debido a la violencia interpersonal, con 180.000 muertes de este tipo. El mismo año, los asaltos con armas blancas resultaron en aproximadamente 114.000 muertes, con un resto de 110.000 muertes por violencia personal se atribuyen a otras causas. Corlin (ex presidente de la Asociación Médica de los Estados Unidos), dijo que “Los Estados Unidos son líder mundial en la velocidad en que mueren sus niños por armas de fuego”. Y concluyó: “La violencia armada es una amenaza para la salud pública de nuestro país”. Por cada muerte debida solo a la violencia, hay decenas de hospitalizaciones, cientos de visitas a urgencias y miles de consultas con el médico. Por otra parte, la violencia tiene a menudo consecuencias de por vida en la salud física y mental de las personas y su desempeño social y puede retrasar el desarrollo económico y social.