Usura

La usura es definida por la Real Academia Española como el interés excesivo cobrado por un préstamo. También se entiende por usura como ganancia o utilidad excesiva sobre algo. Otra definición de usura es un interés ilícito o demasiado alto que se cobra prestar dinero a otra persona. La usura puede ser producida por un contrato con un particular, pero también por una institución crediticia, que otorga un crédito o préstamo a una persona o empresa.

Otra acepción de usura es deterioro o desgaste de una cosa.

 

 

El término usura aparece por primera vez en un texto en la India, llamado Rog-veda a la mitad del II milenio antes de Cristo. En este texto se llamaba bekanata a un préstamo a cambio de un interés.

Luego en textos hindúes llamados Sutras alrededor del año 300 d. C, ya se mencionaba el pago de interés cuando se recibía un dinero prestado. Esta práctica era despreciada por la mayoría de las personas en esa época. A lo largo de la historia ha existido la usura en casi todas las culturas que manejaron dinero en sus actividades económicas.

Muchos personajes importantes como filósofos han condenado la práctica de la usura entre los más relevantes se encuentran Aristóteles, Platón, Plutarco, Catón, Seneca, Cicerón. En la época de Roma en el año 340 a. C se prohíbe la usura y se limita el interés, ya que en ese momento era abusivo la tasa de interés que se cobraba por el dinero que era prestado.

La mayoría de las religiones desaprueba y condena el cobro de intereses desmesurados o práctica de la usura.

La iglesia católica, el judaísmo y el islam están totalmente en contra de la usura y lo expresan en diversos textos religiosos. Estos credos consideran inmoral y abusivo cobrar excesivos interés a los hermanos necesitados. Los creyentes de estas religiones pecan si practican la usura, ya que es una forma de dañar al prójimo para obtener un beneficio monetario.

En la actualidad en algunos países está prohibido legalmente la usura, pero en otros no. Ciertas leyes estipulan el interés máximo que se puede cobrar por un préstamo y si se excede se cae en la usura.

Los pobres suelen ser las víctimas de la usura ya que no pueden acceder a préstamos legales, por no cumplir con los requisitos que les exigen bancos o instituciones crediticias formales. Las personas, familias o pequeñas empresas con pocos recursos son los que sufren por la usura y suelen necesitar dinero en forma urgente.

Difícilmente se pueda erradicar completamente la usura del mundo. Pero si se reduce la pobreza seguramente se podrá reducir la cantidad de pobres que sufran por esta práctica.

Sinónimos de usura

interés, lucro, codicia, especulación

Antónimos de usura

desinterés, generosidad