USB

El USB (Universal Serial Bus o Bus Universal en Serie) es un bus estándar, un sistema que permite el intercambio de datos entre componentes, que define los cables y conectores que se utilizan generalmente para conectar y generar alimentación eléctrica entre computadoras y dispositivos periféricos, tales como lo son las memorias extraíbles o los proveedores de internet portátil.

El USB es universalmente conocido y se encuentra presente en elementos de carácter periférico como: teclados, ratones, memorias extraíbles, joysticks, impresoras, cámara digitales, teléfonos móviles, reproductores de archivos multimedia, escáneres, dispositivos de carácter multifuncional, tarjetas de sonido, proveedores de servicio de internet, sincronizadores de televisión digital, discos duros externos, grabadoras de DVD, entre otros complementos.

charging-cable-390083_1920

Su origen se remonta a la década de 1990, momento en el que las empresas de informática buscaban la manera de conectar sus dispositivos periféricos a las computadoras, las cuales poseían características y estructuras muy diferentes entre sí. Así fue como, en 1996, Intel, Microsoft, Compaq, IBM, DEC, NEC y Nortel lograron un producto de carácter universal compatible con todos sus equipos: la olvidable USB 1.0. No obstante, no fue sino hasta el año 1998 con el lanzamiento de la especificación 1.1 que este bus comenzó a utilizarse masivamente.

El USB logró sustituir a otros personajes del universo informático, tales como lo son el puerto paralelo, el puerto de juegos, el puerto serie, el Apple Desktop Bus y el PS/2. Todos ellos han sido desplazados a mercados-nicho y son considerados como elementos obsoletos que deben ser eliminados de las nuevas computadoras, puesto que los USB son capaces de reemplazarlos eficientemente. Se estima que por año se venden dos mil millones de dispositivos USB en todo el mundo, por lo que su enorme alcance ha hecho replantear los diseños de numerosos dispositivos.

En la actualidad, el USB se encuentra presente en casi todos los artefactos electrónicos existentes. Esto incluye tanto a los equipos multimedia de los automóviles como a los reproductores de Blu-ray Disc. Si bien se reconoce también su uso en las tecnologías militares, la mayor renovación se ha dado en el campo de la telefonía celular, ámbito en el que resulta cada vez más difícil encontrar conectores que no sean de este tipo.

Dentro de esta clase de dispositivos, pueden distinguirse dos clases: en primer lugar, se encuentran aquellos USB capaces de consumir un nivel de energía mínimo, al punto de que pueden conectarse dos o más simultáneamente sin la necesidad de recurrir a una fuente de alimentación extra; y, en segundo lugar, existen los concentradores o USB hubs, que poseen una fuente de alimentación propia que puede ser utilizada para proveer energía a otros dispositivos conectados a ellos.

La última especificación que se conoce en el mercado es la de USB 3.0. A diferencia de su antecesor, el USB Super Speed posee la cualidad de ser diez veces más veloz, puesto que transfiere datos a una velocidad de 600 MB por segundo. Asimismo, se caracteriza por contar con un soporte para equipos HD portátiles, algo que aumenta significativamente su rendimiento respecto de la USB 2.0.