Trabajo

Existen diferentes acepciones para el término trabajo. Algunos lo utilizan para denominar su oficio o la tarea que realizan diariamente para ganarse el pan, otros ven el trabajo de una forma más objetiva, como cualquier actividad de origen manual o intelectual que se realiza a cambio de una compensación económica, o en su forma más general, como cualquier esfuerzo realizado por un ser humano para generar riqueza.

Un acercamiento teórico al término de trabajo nos permite enfocar la palabra desde distintas ópticas. El trabajo como un término social, como un término histórico o como un término económico. Lo cierto es que el término ha sido fundamental para entender el desarrollo de las sociedades y no es lo mismo decir trabajo hoy, en pleno siglo 21, que decirlo hace 3 siglos.

trabajo

Durante miles de años el trabajo fue realizado principalmente por mano de obra esclava. El propietario de estos seres humanos entendidos como objeto podía usufructuar los bienes producidos y los esclavos eran únicamente una mercancía más dentro del sistema. Había esclavos en las antiguas civilizaciones griegas, romanas y durante la conquista de América, para entender que el trabajo esclavo data de hace varios cientos de años.

El término de trabajo cambio en la Edad Media con la llegada del feudalismo. La esclavitud devino en servidumbre, donde los siervos eran hombres libres pero estaban limitados en su accionar. El trabajo en estos tiempos estaba entendido como la producción de bienes para pagarle al señor feudal por el uso de sus tierras y por la protección, mientras que el resto de lo producido servía para alimentar a la familia de los siervos, o trabajadores.

El trabajo puede diferenciarse desde hace años entre manual e intelectual. El trabajo manual es el que se entiende realizan los humanos en cuanto personas que realizan trabajos de fuerza. Desde los esclavos que araban la tierra hasta los primeros obreros que trabajaban en las máquinas de vapor. En la actualidad sigue habiendo trabajos manuales, como el que realizan los obreros metalúrgicos o los constructores, pero ha habido un gran avance en el desarrollo de las máquinas y tecnologías que prescinden de la fuerza de los seres humanos y animales.

El trabajo intelectual empezó a expandirse durante la época de la posguerra. Los llamados “trabajadores de cuello blanco” ejercían trabajos en donde la fuerza física no era necesaria, sino el desarrollo mental e intelectual para crear tecnologías, máquinas y avances científicos para mejorar la producción. Además los trabajadores intelectuales también son clave en el sector de servicios, un sector donde el trabajo no requiere una utilización de fuerza física, sino habilidades tendientes a la venta de servicios intangibles como pueden ser paquetes de viajes, seguros de vida o especialistas en reparación de aparatos tecnológicos.

Hoy cuando nos referimos a trabajo lo relacionamos con el concepto de salario, porque las personas trabajan a cambio de un sueldo. La persona vende su fuerza de trabajo (conocimientos, fuerza física) y recibe a cambio la remuneración que le permitirá comprar otros bienes y servicios que a su vez son el fruto del trabajo de otros.

El trabajo es, según las Naciones Unidas, un Derecho humano, ya que todos los habitantes del mundo deben tener la libertad de elegir su empleo y gozar buenas condiciones de trabajo. Queda excluido, por supuesto, el trabajo bajo condiciones de servidumbre o esclavitud.

Sinónimos de trabajo

ocupación, función, misión, cometido, quehacer, labor, tarea