Te amo

Dentro de la comunicación oral, hay expresiones que trascienden las culturas y los idiomas. Una de ellas es te amo, la cual se utiliza para demostrar un gran afecto que se tiene a otra persona, animal u objeto. A diferencia de otras palabras, estas dos son muy utilizadas por la población mundial, principalmente dedicadas entre vínculos familiares o amistades.

De igual manera, el te amo ha sido utilizado desde los comienzos de la historia como la máxima expresión oral del amor entre dos o más personas. A diferencia de otras palabras, el significado literal de te amo siempre ha sido el mismo y aunque su uso ha cambiado de magnitud, nunca ha evolucionado.

Etimología de te amo

Al ser una frase muy antigua su etimología se remonta a los inicios de la historia cuando el hombre empezó a comunicarse. Utilizándola esta frase para demostrar afecto o decir que siente un gran afecto por otro ser. Así mismo, diversos estudios han comprobado que la frase viene del latín ‘amor’, que significa afecto, uniéndolo con el pronombre personal ‘Te’ que hace referencia lo que da o siente una persona.

Un te amo vale más que mil palabra

Así mismo, otra definición que se conoce viene de la raíz indio-europea ‘amma’ que hace referencia a madre. Por lo que en algunas regiones durante la época pre-socrática, se entendía como amor lo que la madre siente por su hijo, siendo un sentimiento único de las madres.

Sólo tu madre puede amarte

Justamente de esta última creencia indio-europea es que nació la frase que dice ‘sólo tu madre puede amarte’. Apoyándose en la justificación de los orígenes de la palabra. Aunque contrario a la creencia, en la actualidad se ha encontrado que muchas otras personas puede ser capaces de decir ‘te amo’ sin que haya algún signo materno.

Es por estas razones, que en los inicios de la historia el rol de la mujer era menospreciado hasta que esta se hacía madre, transformándose en un pilar fundamental de la familia y la encargada de criar a los hijos durante sus primeros años.

Cambios durante la madurez

Para poder comprender la importancia de un te amo, hay que entender que esta cambia según la madurez que se tenga, por ejemplo, el niño que escucha comúnmente a su figura materna decirle que lo ama, se acostumbra y le responde con el mismo cariño, sin embargo, al crecer y empezar la adolescencia le dan una importancia diferente a los te amo, guardándolos para su pareja únicamente, diciéndolo pocas veces a sus padres.

Pero estos cambios no quedan en la adolescencia. Sino que durante la adultez también adquieren un significado, el cual cambia cuando tienen un hijo, comenzando el ciclo que regresa cuando en la vejez llegan a tener un nieto al cual amar y les hace sentirse padres nuevamente.

Su fragilidad

A pesar de lo fuerte que puede ser un te amo, estos también tienen una alta dosis de fragilidad. Debido a que al ser una demostración sentimental tan grande, los sentimientos están a flor de piel, pudiendo cambiar radicalmente de la alegría a la tristeza, haciendo que el momento pueda ser memorable, para luego convertirse en nostálgico.

Debido a esta fragilidad, es que muchas veces a las personas les cuesta poder decir estas dos palabras. Llenas de tanto significado que llegan a ser tan peligrosas como un arma, al poder herir a cualquier persona, no de manera física, sino sentimental. En ocasiones esta palabra puede ser mucho más doloroso que una lesión física.

Sinónimos de te amo

te quiero mucho, te adoro, te loveo

Antónimos de te amo

te odio, te detesto, te aborresco

Formato para citar (APA)

“Te amo” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: http://designificados.com/te-amo/ [Consultado: ].