Taquipnea

La palabra taquipnea es originaria del idioma griego y está formado por dos términos. Por un lado ταχύς  que significa “rápido” y πνεῦμα que equivale a “respiración”. Por lo que se entiende como taquipnea al incremento de la frecuencia respiratoria por encima de los valores, que son considerados normales.

La taquipnea es un concepto médico que alude a la respiración acelerada y superficial. Las respiraciones normales para un adulto van desde 12 a 20 respiraciones por minuto. Estos valores dependerán si el individuo está en reposo o realizando alguna actividad física, ya que en estos casos puede llegar hasta 45 respiraciones por minuto, si el esfuerzo es intenso.

El sistema nervioso es quien regula el ritmo respiratorio de la persona. Cuando una persona respira muy aceleradamente y en forma superficial esto no es normal, por lo que se requiere de la consulta médica.

La taquipnea puede afectar a adultos, pero también niños y bebés recién nacidos. Esta patología es bastante frecuente en las personas de diferentes edades.

Causas que pueden provocar taquipnea

  • Padecer de neumopatía
  • Sufrir de asma
  • Tener síntomas de asfixia
  • Tener un coágulo de sangre en la arteria de alguno de los pulmones
  • Padecer de EPOC u otras enfermedades pulmonares crónicas
  • Sufrir de insuficiencia cardiaca
  • Padecer neumonía u otra infección en los pulmones
  • Desarrollar bronquiolitis o infección en las vías áreas de los pulmones en los niños
  • Niños que nacen con taquipnea del recién nacido

La aparición de taquipnea en los adultos es una emergencia médica, por lo que la persona debe acudir a la consulta de un profesional médico, para que determine el tratamiento más adecuado. En particular las personas que sufren enfermedades crónicas asociadas a problemas en los pulmones o respiratorios.

La taquipnea es especialmente peligroso para las personas diagnosticadas con asma o epoc. Ya que puede producir falta de aire, debido a que respirar aceleradamente por cierto tiempo, puede generar la necesidad de oxígeno en la persona, para regularizar la entrada de aire en el cuerpo.

En los recién nacidos, la taquipnea es bastante frecuente, en particular en los bebés varones, que son más propensos a sufrir esta patología.

En los bebés se conoce a la taquipnea como taquipnea transitoria y pueden requerir de oxígeno, debido a que tienen valores anormales de gases sanguíneos, en su cuerpo.

En general los bebés superan bien esta patología, si tienen el cuidado médico adecuado y no les queda ninguna secuela en su salud.

El riesgo más importante de la taquipnea es que puede provocar que la persona al respirar tan rápido, que sus músculos se cansan y pueden dejar de respirar, pudiendo generar la muerte de la persona si no es asistida en forma inmediata. Por esta razón no se debe esperar demasiado tiempo en asistir al médico, cuando una persona comienza con este síntoma para evitar complicaciones.

La taquipnea es una afección frecuente y que no se debe ignorar, ya que puede ser riesgoso para la vida de quien lo padece.

Sinónimos de taquipnea

respiración acelerada

Antónimos de taquipnea

respiración ritmo normal