Sustentable

El adjetivo “sustentable” se utiliza para caracterizar a una situación o argumento que se puede sostener con razones correctamente fundamentadas. En este caso, funciona como sinónimo de “sostenible”, pues alude a un elemento de propiedades duraderas cuyo uso o empleo es posible garantizar con el paso del tiempo o el cambio de circunstancias. No obstante, no es ésta su utilización más común, ya que cuando se suele hablar de sustentabilidad se lo hace como sintagma y no como calificativo.

El concepto de desarrollo sustentable suele ser utilizado en ecología para definir a un tipo de uso de los recursos no renovables -es decir, todos aquellos que una vez agotados no pueden volver a renovarse- que consiste en un programa de aprovechamiento racionalmente pensado para no atentar contra las generaciones futuras. Esto significa que el desarrollo sustentable se propone garantizar la existencia de un recurso a lo largo del tiempo sin la necesidad de apelar a la intervención humana.

wind-power-generation-405158_1280

Cuando hablamos de desarrollo sustentable estamos haciendo referencia entonces a un empleo moderado de determinados componentes de la naturaleza que pueden satisfacer nuestras necesidades actuales pero sin derivar en la escasez del mismo para las generaciones posteriores. Un claro ejemplo de esto puede observarse en la explotación desmedida del petróleo, un recurso vital para la producción de combustible que comienza a agotarse por la falta de una estrategia de conservación futura.

Para que esta metodología pueda llevarse a cabo, deben garantizarse dos principios básicos. Por un lado, los recursos renovables no deben ser explotados a un ritmo superior al de su producción; y, por otro lado, los recursos no renovables necesitan ser utilizados con suma moderación hasta que pueda hacerse posible su reemplazo por fuentes renovables. Evitar la contaminación ambiental será otra máxima complementaria para impedir la extinción de algunos elementos naturales.

En el contexto actual -tan negativo para la naturaleza-, los principios ecologistas del desarrollo sostenible presentan dos consecuencias altamente beneficiosas para las comunidades que lo ponen en práctica. En primer lugar, los planes de uso regulado de los recursos no renovables por parte de organismos gubernamentales permiten mejorar el estado del medio ambiente; mientras que, en segundo lugar, las salidas alternativas para paliar estas problemáticas suelen tener impactos positivos en la población.

En cuanto a este último punto, resultan de cabal importancia las energías renovables. Las mismas consisten en reemplazar la utilización de recursos enormemente explotados y en vías de agotamiento por otras fuentes renovables que permitan concretar los mismos resultados. Tal es el caso de la proliferación durante el último milenio de los famosos paneles solares, aquellos instrumentos que utilizan la energía solar para generar electricidad y así cuidar el medio ambiente.

Además de la energía solar, existen otras fuentes de energías renovables, a saber: la energía eólica, que se sirve de las corrientes de viento para poner en funcionamiento a determinados equipos; la energía hidráulica, encargada de crear energía mediante la utilización del agua de los ríos; y la energía marina, que utiliza la fuerza de las olas y las mareas para generar electricidad. Todas estas fuentes naturales han experimentado un gran avance en el terreno doméstico.

Sinónimos de sustentable

sostenible, perdurable, razonable

Antónimos de sustentable

insostenible, irrazonable, efímero