Surrealismo

Se conoce como surrealismo al movimiento literario y artístico que tuvo lugar en Francia alrededor de 1920 partir del dadaísmo. El término proviene del francés surréalisme; sur que significa sobre o por encima y realisme que quiere decir realismo. El surrealismo busca trascender las barreras de la realidad a partir de la creación irracional.

El dadaísmo, que había surgido con la Primera Guerra Mundial en oposición a los cánones estéticos y valores dominantes, sirvió como antecedente del surrealismo.

El caracol y el ángel, de Salvador Dalí

Si bien existen numerosos referentes del surrealismo, uno de los más reconocidos internacionalmente, fue el español Salvador Dalí. Además de su gran capacidad imaginativa, dominaba con destreza variadas técnicas e inclusive realizó trabajos con otros referentes del movimiento.

Los comienzos del Surrealismo

Alrededor del año 1916, André Breton se topó con las teorías de Sigmund Freud y Alfred Jarry. En los años siguientes tuvo lugar un encuentro con el dadaísmo, encabezado por Tristan Tzara. A raíz de esta experiencia, se produjo una sepraración entre ambos movimientos. El dadaísmo se inclinó hacia la destrucción nihilista mientras que el surrealismo se decantó hacia la construcción romántica.

En el año 1924, Breton escribió el primer Manifiesto Surrealista. En dicho manifiesto, se sientan las bases del movimiento, dejando en claro la importancia de la automatización del pensamiento sin intervención alguna de la razón. Asimismo, la creación artística surrealista no contempla normas o reglas morales ni estéticas.

El surrealismo en las artes

El surrealismo surgió básicamente como un movimiento literario, más precisamente, un movimiento poético. Se considera que el resto de las producciones artísticas como pueden ser la escultura o las artes plásticas, surgen dentro del surrealismo como consecuencia directa de esa poesía.

Una práctica recurrente entre los surrealistas era el Cadáver Exquisito.

Cuatro años más tarde, en 1928, Breton escribió El surrealismo y la pintura donde formula la psicología surrealista. Es en el inconsciente donde el ser humano forma un todo con la realidad. En este nivel entonces, el arte deja de ser representativo para convertirse en la comunicación directa del individuo con el todo.

Este tipo de conexión se puede observar también en los sueños, donde se pierde control en la composición y combinación de elementos. El surrealismo tiene como meta trasladar estas imágenes al universo artístico mediante la creación libre, mediante el automatismo, escapando de la censura de la conciencia.

Política y surrealismo

Corría el año 1925 y tenía lugar la segunda Guerra de Marruecos o Guerra del Rif. Es entonces cuando se produjeron los primeros contactos entre los surrealistas y el Partido Comunista, al cual terminó adhiriéndose Breton. Con este panorama, se produjo un quiebre entre los adeptos al surrealismo. Por un lado, estaban quienes consideraban que el arte debía tomar una posición política, encabezados por Breton; por otro, quienes defendían la producción artística por el arte mismo.

En el año 1929, Breton escribió el Segundo Manifiesto Surrealista, en donde condena a un gran número de intelectuales. Ante la neutralidad adoptada por Salvador Dalí en cuanto al nazismo, terminó expulsándolo en el año 1936. Dos años más tarde, firmó el Manifiesto por un Arte Revolucionario Independiente en México junto a Diego Rivera y León Trotski en México.

Sinónimos de surrealismo

superrealismo

Formato para citar (APA)

“Surrealismo” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: http://designificados.com/surrealismo/ [Consultado: ].