Solsticio

El término solsticio proviene del latín solstitium que se traduce como sol quieto. Los solsticios son fenómenos astronómicos que explican el momento en el que el sol se encuentra en uno de los trópicos. Estos fenómenos se generan por la inclinación axial del eje de la tierra, sobre el plano de su órbita. El solsticio es el momento o punto de la órbita de la tierra donde coincide cada uno de los extremos con el eje mayor, que es el ecuador.

Durante cada año se producen dos solsticios. Por un lado está el solsticio de verano o también llamado solsticio vernal, que ocurre en el hemisferio norte durante el 20 o 21 de junio o de invierno en el hemisferio sur. En este solsticio se genera el día más largo del año y la noche más corta en el hemisferio boreal y en el hemisferio sur ocurre todo lo contrario.

El otro solsticio es denominado hiemal o solsticio de invierno en el hemisferio norte o de verano, en el hemisferio sur. Este solsticio ocurre el 21 de diciembre. En este día de solsticio se produce la noche más larga y el día más corto del año, en el hemisferio norte y en el hemisferio austral o sur ocurre el fenómeno contrario.

Los solsticios son fenómenos muy antiguos, ya que los científicos determinaron que desde hace más de cuatro mil cuatrocientos millones de años, se producen en el planeta tierra.

En muchas culturas antiguas se celebran festivales y rituales al llegar los solsticios especialmente el de junio. Por ejemplo en España se celebra la hoguera de San Juan.

En las culturas celtas se celebraba el solsticio de invierno y se la llamaba Yule, en esta fecha se realizaban bailes, fiestas y rituales.

En la China antigua se conmemoraba el solsticio de verano con una ceremonia que rendía culto a la tierra y las fuerzas femeninas del yin. En cambio en el solsticio de invierno se festejaba al cielo, la masculinidad y las fuerzas yang.

Incluso para las culturas cristianas la fecha de la navidad es cercana al solsticio de invierno en el hemisferio norte y el de verano en el hemisferio sur.

Actualmente no hay un festejo masivo de los solsticios ya que se perdió culturalmente esta costumbre. Pero algunos grupos siguen practicando creencias antiguas todavía realizan celebraciones en ciertas zonas del planeta.

Los solsticios producen cambios climáticos ya que se pasan de estación, pero además se generan cambios astronómicos e incluso astrológicos relevantes.

Los solsticios permiten un cambio de energía natural que se da a nivel global y que afecta a todos los seres vivos. Por esta razón las culturas antiguas festejaban los solsticios durante el año.