Sistema óseo

El término sistema óseo alude al conjunto de huesos que forman parte de un esqueleto, ya sea humano o animal vertebrado. Para la biología el esqueleto es una estructura rígida o semirrígida que da sostén y da la forma elemental al cuerpo. El ser humano tiene un sistema óseo que está formado por 206 huesos que crecen y se desarrollan desde el nacimiento, la infancia y hasta la adolescencia. El esqueleto humano llega a pesar el 12% del peso total de una persona.

Por lo que si un individuo tiene un peso de 75 kg, de estos 9 kg serán por parte de los huesos del sistema óseo. Los huesos durante el desarrollo de las personas crecen a lo largo y a lo ancho hasta llegar a su máxima capacidad.

El sistema óseo formado por los huesos le permite a los seres humanos moverse, estar de pie y desplazarse de un lado a otro. Este sistema tiene varias funciones como sostener el cuerpo, proteger órganos, permitir la locomoción del individuo.

Algunos ejemplos de cómo ciertos huesos cuidan a los órganos del cuerpo son el cráneo protege al cerebro, las mandíbulas protegen los dientes, costillas y esternón protegen en el corazón y los pulmones, la espina dorsal protege la médula espinal.

Si los órganos internos no estuvieran protegidos por los huesos, los humanos tendrían lesiones graves por cualquier golpe o herida menor, por lo que se reduce mucho el nivel de lesiones.

Los huesos se unen entre sí por medio de articulaciones y están formados por células llamadas osteocitos. Los cartílagos permiten que los huesos no se junten. Todos estas partes del esqueleto forman parte del sistema óseo.

El sistema óseo humano se suele dividir en dos partes para su estudio, por un lado el esqueleto axial, que está conformado por los huesos como el tórax, columna vertebral, cráneo, pelvis, entre otros huesos sitúan el eje del organismo. Pero además, se encargan de sostener el peso corporal, además de proteger los órganos.

Y el esqueleto apendicular que está formado por las extremidades inferiores y superiores así como las cinturas óseas. Todos estos huesos son bilaterales por lo que tienen una parte derecha y otra izquierda. Estos huesos son los que son más movibles.

Los mamíferos tienen un sistema óseo interno, por lo que se lo llama el endoesqueleto, ya que los huesos están en el interior del cuerpo.

En cambio en algunos animales como los artrópodos, tienen un sistema óseo externo o exoesqueleto ya que las partes duras del cuerpo están afuera y los órganos internos están en el interior.

El sistema óseo es fundamental para la vida de los mamíferos ya que les permite sobrevivir a su entorno.

 Sinónimos de sistema óseo

conjunto de huesos, esqueleto, estructura ósea