Ritmo

“Ritmo” es una palabra de origen griego que significa “movimiento simétrico y recurrente”, que se utiliza para nombrar a todas aquellas sucesiones regulares de elementos fuertes o débiles, que pueden darse bajo condiciones opuestas o simplemente diferentes. El ritmo es entonces un movimiento ordenado y controlado, que puede ser de tipo sonoro o visual, pero, independientemente de ello, está caracterizado por producir siempre una organización de diversos elementos que aparecen sobre el medio en cuestión.

El ritmo es un elemento constitutivo de casi todas las expresiones artísticas, pero puede observarse de manera más explícita en la música, la poesía y la danza. Así por ejemplo, el ritmo representa para la música su fuerza dinámica y organizativa, ligada estrictamente a los sentimientos y a las emociones. Si bien se asocia el concepto de “ritmo” con el de regularidad, lo cierto es que las fuentes que documentan la historia de la música aseguran que este elemento se hallaba, en un principio, únicamente relacionado con su naturaleza móvil, pues la raíz griega de la palabra significa “fluir”.

drummers-642540_1280

Dentro de la música, existen diversas definiciones de ritmo que aluden al movimiento, al orden y a la periodicidad. No obstante, en los últimos tiempos, se ha tomado como más acertada a aquella que refiere a la temporalidad. En efecto, el ritmo se emplea para definir a las escalas temporales que pueden ser percibidas por la memoria a corto plazo. En este sentido, el ritmo puede ser entendido como fenómenos caracterizados por una duración en el tiempo de corta y mediana escala.

De acuerdo con el estudio antropológico realizado por Howard Goodall en la serie How Music Works, el ritmo humano es una clara representación abstracta tanto de la velocidad con la que caminamos como de los latidos de nuestro corazón, que ya resultan perceptibles desde el vientre materno. Sin embargo, otras investigaciones han contradicho este último punto, pues consideran que el ritmo no es una representación de los latidos sino más bien, del efecto emocional, que inevitablemente tiene efecto sobre los latidos de nuestro corazón.

En las expresiones artísticas vinculadas con los escénico, tales como el cine, la poesía y el teatro, el ritmo hace referencia a una cronología de escala humana, que mide la duración de las melodías musicales, los silencios, los pasos de un baile y la velocidad del lenguaje hablado. El ritmo también puede referirse a la exposición visual, de modo que también es posible concebirlo como la presentación programada a través del espacio en conjunción con un patrón que une el lenguaje con la geometría.

Asimismo, la palabra “ritmo” no sólo resulta apropiada para referirse a ciertos actos artificiales y estéticos realizados por el hombre. Este término también es útil para definir a ciertos fenómenos y manifestaciones naturales, tanto de tipo biológico como meteorológico, que acontecen sobre la superficie de nuestro planeta luego de una cantidad de tiempo que puede medirse de forma regular. De este modo, el ritmo en la naturaleza puede servir como un indicador de prevención frente a desastres recurrentes.

Sinónimos de ritmo

cadencia, compás, armonía