Percepción

La palabra percepción hace referencia al acto de recibir información a través de los sentidos e interpretarla. Este término tiene su origen en el latín perceptio, compuesto a su vez por tres voces. El prefijo per significa por completo, el verbo capere equivale a capturar y el sufijo tio que denota acción y efecto. El significado literal sería: acción y efecto de capturar las cosas por completo.

La percepción no es otra cosa que el proceso cognoscitivo mediante el cual los seres humanos entienden su entorno. Al recibir los estímulos externos, la percepción implica una interpretación que les dará sentido y  facilitará la respuesta.

La percepción es un proceso individual

Si bien la percepción depende de cuestiones físicas, es por otro lado un proceso completamente subjetivo. En primera instancia depende de los sentidos para la recolección de la información. Pero el proceso que se lleva a cabo inmediatamente después, la interpretación, es propia del sujeto.

¿Todos percibimos lo mismo?

Tal y como decíamos previamente, la percepción es un proceso único para cada persona. Es muy común que ante un mismo estímulo, los seres humanos lo perciban de manera diferente. Esto se debe a que si bien la información es la misma, la psiquis y la memoria que entran en juego para interpretarla, son propias de cada uno.

A través de la percepción, logramos comprender la totalidad de un espacio o un objeto a través de las relaciones que establecemos entre sus cualidades. Estas relaciones están sujetas a nuestras experiencias previas y a la manera en que vemos la vida. Un ejemplo del uso del término percepción aplicado a ésto sería: “Su percepción de la situación es totalmente contraria a la mía a pesar de haber crecido juntos.

La percepción es la apreciación individual que hacemos de un mismo objeto.

La percepción dentro de la psicología

Dentro del campo de la psicología, la percepción ocupa un lugar importante dentro de la teoría de la Gestalt. Según la teoría de la Gestalt, el todo es más que la suma de sus partes. Para esta corriente, las formas no están dotadas de un único significado. Nuestra percepción, acorde a la realidad que estemos viviendo, les otorga una forma significativa.

En base a esta premisa, la Gestalt se ha hecho mundialmente conocida por estudiar los sistemas psíquicos a través de la percepción de ciertos diagramas y dibujos. Una de las imágenes más conocidas es la de la copa o los dos rostros enfrentados. Lo que veamos es un efecto óptico basado en nuestra percepción. Mediante la dicotomía entre figura y fondo, se establece una comprensión más o menos profunda.

¿Es lo mismo percepción que sensación?

Si bien muchas veces se utilizan estos términos como sinónimos, cabe destacar que no lo son. La sensación es aquello que sentimos ante determinado estímulo externo, por ejemplo el frío corporal. La percepción por otro lado, es la interpretación mental que hacemos de dicha sensación. Tomando el ejemplo previo, podemos percibir que es invierno a raíz del frío que sentimos. La sensación es previa a la percepción, que es la que le otorga un significado al estímulo recibido.

Sinónimos de percepción

apreciación, captación, comprensión, pensamiento, representación