Noviazgo

Un noviazgo es un vínculo social de tipo amoroso que, tradicionalmente, ha sido originado con la intención de servir como antesala de la unión matrimonial. No obstante, con el correr del tiempo, el noviazgo se ha flexibilizado, permitiendo la posibilidad de originarse sin tener en consideración este fin. Sea cual fuere su finalidad, existe una característica que diferencia a este lazo social de otros similares, y esa es que ambos miembros de la pareja (conocidos bajo el nombre de novios) mantienen una relación de amistad muy íntima.

Esta forma de relación tiene sus orígenes durante el siglo XX. Hasta antes de esa fecha, no existía ningún estado de transición entre la soltería y el matrimonio, lugar que posteriormente vendría a ser ocupado por el noviazgo. Por aquel entonces, la palabra “novio” sólo era utilizada para designar a los protagonistas de una ceremonia de casamiento, así como también acostumbraba a empleársela tanto para referirse al recién casado como para llamar a quien estaba próximo a formalizar sus votos matrimoniales.

couple-260899_1280

A comienzos del siglo pasado, un noviazgo podía ser entendido como el régimen sistemático de visitas que respetaba toda pareja que tenía intenciones de casarse. De acuerdo al modo de vida de la época, era comprensible que estas visitas se llevasen a cabo dentro de la casa de la novia, quien acostumbraba a vivir con ambos padres, los cuales eran encargados de permitir el encuentro de los enamorados pero bajo una estricta supervisión. Con la repetición de estas reuniones, la comunidad podía inferir que allí se concretaría una boda.

Algunas décadas más tarde, más específicamente durante la década del ’30, el paradigma de noviazgo cambió radicalmente en Estados Unidos y Europa. En ese entonces, el noviazgo fue establecido formalmente como una antesala del matrimonio, por lo que ambos integrantes de la pareja hacían las veces de prometidos. Esta redefinición del concepto se logró gracias a la aparición del automóvil, un bien habitual entre la mayoría de los asalariados varones que se convertiría en el nuevo escenario de encuentros, trasladando la cita desde el hogar al exterior.

Durante la década del ’60, la aparición de la píldora anticonceptiva se convirtió en una base fundamental del movimiento feminista. Gracias a este método, las mujeres podían decidir ahora cuándo concebir a un hijo, lo que provocó una nueva mutación en la idea de noviazgo. Esta relación pasó a ser entendida como un vínculo amoroso entre dos personas que no debía acabar necesariamente en la unión matrimonial. Esta idea ha tenido una gran aceptación en el mundo occidental y se ha mantenido hasta nuestros días.

A pesar de que esta definición se halla sostenido de manera estable durante unas cuantas décadas, hoy es posible observar una ligera variación propia de nuestro tiempo. Así, se distinguen dos tipos de parejas dentro del campo amoroso moderno: por un lado, se encuentra la pareja tradicional, marcada por el amor filial y el deseo de compromiso; y, por otro lado, puede verse a la pareja liberadora, caracterizada por la búsqueda del placer sexual y la independencia de ambas partes.

Sinónimos de noviazgo

compromiso, idilio, amorío