Nación

El término “nación” cuenta con dos significados muy diferentes. En primera instancia, esta palabra suele ser utilizada en un sentido jurídico-político para referirse a la nación política, es decir, a aquel conjunto de individuos que reconocen la soberanía propia de un Estado; mientras que, en segunda instancia, este concepto también puede emplearse en un sentido ético-político para hablar de la nación cultural, que refiere a una extensión de determinadas características culturales que son aceptadas por todos los miembros de una misma comunidad.

Generalmente, el significado más utilizado de la palabra “nación” acostumbra a ser el que se asocia a las características culturales de un pueblo, puesto que el sintagma “identidad nacional” alude directamente a estas cuestiones. En este marco, la nación se define como un arco de solidaridades (compuesto por una lengua, una historia, un pasado, una tradición y una religión en común) que nos une y nos diferencia del resto. Esta propiedad distintiva es la base de la ideología nacionalista, que puede ser liberal (voluntarista) o conservadora (orgánica).

hungarian-173722_1920

De acuerdo con palabras del profesor Anthony D. Smith, famoso por sus ideas y su enseñanza de temáticas asociadas a la etnicidad y el nacionalismo, una nación puede ser pensada como un conjunto de ciudadanos que comparten un territorio común, delimitado por fronteras, pero que mantienen una solidaridad que no se encuentra asociada enteramente a la proximidad geográfica, sino más bien, al compartimiento de un mismo calendario festivo que responde a un pasado común y al desarrollo de mitos populares colectivos.

Por su parte, Benedict Anderson, otro especialista en nacionalismo y relaciones internacionales, se ha encargado de definir a la nación como una comunidad política y cultural limitada y soberana, estrechamente asociada con la autopercepción y con la idea que uno tiene acerca de su nación. Esta teoría sería profundizada por Ernest Gellner, quien asegura que dos hombres pertenecen a una misma razón cuando comparten una misma cultura (es decir, un mismo sistema de signos, creencias e ideas) y cuando se reconocen como pertenecientes a ella.

Esto quiere decir que son las naciones las que le otorgan al hombre su calidad de hombre, a través del reconocimiento de fidelidades y solidaridades. Un conjunto de individuos puede llegar a convertirse en una nación sólo cuando todos los miembros se reconozcan mutuamente y cumplan con determinados deberes y obligaciones en calidad de miembros. Por lo tanto, es este reconocimiento recíproco lo que les garantiza la pertenencia a una nación y no cualquier otro atributo de índole social, jurídica, económica o religiosa.

A pesar de todo, la definición de este término sigue estando sometido a fuertes discusiones, ya que no todos los autores tienen en cuenta los mismo aspectos al momento de especificar qué individuos forman parte de una misma nación. Así, es posible encontrar naciones diferentes que hablan una misma lengua pero que mantienen diferencias marcadas en la pronunciación, como también pueden existir personas que vivan separadas geográficamente y que hablen diferentes lenguas pero que se reconozcan como parte de una misma nación.

Sinónimos de nación

estado, patria, cultura