Música

De acuerdo con su traducción literal, la palabra “música” proviene de un término griego que significa “el arte de las musas” y se utiliza para nombrar a una de las siete expresiones artísticas. La música se define tradicionalmente como el arte de combinar lógica y coherentemente los sonidos y los silencios, apelando a la intervención de las nociones de ritmo, armonía y melodía. Sea cual fuere el producto, toda aquella composición que sea reconocida como música es el producto de procesos anímicos que involucran a la psiquis.

Mucho ha cambiado en esta definición desde sus inicios hasta la actualidad. En efecto, durante la Antigua Grecia, tanto la música como la poesía y la danza formaban parte de una misma expresión artística, por lo que no existía una clara concepción de lo que era estrictamente musical. Con el correr del tiempo, la música fue separada del resto de las artes para convertirse en una expresión particular y única, que responde a criterios que determinan qué obras pueden incluirse dentro de ella y cuáles no pueden hacerlo.

band-691224_1280

Como toda muestra de arte, la música presenta una doble funcionalidad. Por un lado, se encarga de expresar públicamente las emociones, los pensamientos y las ideas de su creador de manera armónica e inteligible; mientras que, por otro lado, presenta una finalidad estética que puede ser percibida por el o los oyentes y que resulta agradable al oído. En base a esta última función logra comprenderse por qué la música suele utilizarse para ambientar espacios, entretener a un público determinado o divertir a un grupo particular.

Si lo que buscamos es una definición universal de música, resultará muy difícil dar con ella, puesto que, dentro de cada sociedad, la definición de música varía considerablemente. Esta concepción heterogénea se explica porque en ella intervienen diversos factores sociales, históricos, culturales y psicológicos que responden al sistema cultural de cada comunidad. Por lo tanto, apelando a la corriente antropológica relativista, se puede concluir que ninguna de estas definiciones del término es superior a las demás.

Más allá de lo dicho anteriormente, existe una definición de la palabra música que ha tenido gran aceptación a nivel mundial. De acuerdo con esta idea, la música es la sonoridad organizada, es decir, la conjunción de sonidos que puede percibirse de manera coherente y significativa. Asociado a esta teoría, existe el pensamiento de que todo lo que se considera música responde a un flujo sonoro, o, en otras palabras, a una organización determinada de los sonidos que puede ser procesada por el oído humano.

Por lo tanto, puede concluirse que la música es un arte que requiere de tres componentes indispensables. En primer lugar, los sonidos, que necesitan ser combinados; los hombres, quienes son los autores de este fenómenos artificial; y la estética, que le otorga a dicha producción un valor artístico. Sin este último elemento, no existiría posibilidad alguna de diferenciar a la música del lenguaje, no obstante, ambos responden al funcionamiento de la sociedad, pues no son del todo individuales.

Sinónimos de música

Melodía, ritmo, polifonía