Meditación

El término meditación se refiere a una disciplina por la cual las personas buscan entrenar la mente llevándola a una forma de conciencia, gracias a la meditación se pueden conseguir grandes beneficios. La palabra meditación proviene del latín y se refiere a un tipo de ejercicio intelectual. Dentro del ámbito religioso occidental se puede distinguir meditación de contemplación, en este caso la contemplación se vincula más a lo religioso.

Durante el siglo XIX se comenzó a usar el concepto de meditación para definir distintas prácticas de recogimiento propias del budismo, del hinduismo y también de otras religiones orientales. Pero la meditación también es practicada en el occidente desde la antigüedad, un claro ejemplo de ello se hacen evidentes en las vasijas Celtas que se descubrieron en perforaciones arqueológicas en las que se pueden ver diferentes posturas empleadas en la meditación.

meditacion

Aspectos fundamentales de la meditación

Existen algunos aspectos o características propios de la meditación que vale la pena mencionar, entre ellos el estado de concentración al que se debe llegar, en el que realiza una elevación sobre el presente o momento presente. Además de ser un estado en que la mente se disuelve y libera sus pensamientos propios. La meditación cuando es realizada en profundidad, provoca que la atención sea liberada de la actividad común y se enfoque en Dios (un aspecto propio de las religiones teistas).

Al meditar es muy importante que la mente se enfoque en un objeto único, puede ser en una figura religiosa, en la repetición de las palabras de forma continua o en la respiración.

Se sabe que existen distintas técnicas de meditación, las cuales pueden ser clasificadas en base a su enfoque específico. En algunos casos este enfoque se basa en la percepción y en la experiencia, en estos casos se denomina “conciencia plena”. También se pueden enfocar en un determinado objeto, llamada “concentración”.

Si nos basamos en el Zen podemos decir que meditas es una condición normal de la conciencia humana, que nos permite comprender el significado de su existencia. Esta percepción puede ser interrumpida por el interés de asuntos que distraen la atención

Dentro del budismo la práctica de la meditación es muy importante, se la realiza mediante diferentes técnicas específicas. Gracias a la meditación la mente de las personas puede alcanzar la plenitud, pudiendo controlar el espectro de motivaciones de la personalidad.

La psicología también se ha encargado del estudio de las técnicas de meditación, son muchos los profesionales que aconsejan a sus pacientes la realización de algunas de sus técnicas por los excelentes resultados que se obtienen, en estos casos por lo general se utiliza a la respiración como puente de conexión entre el cuerpo, la mente y el estado de ánimo. La meditación es muy recomendada cuando se sufre de estrés.

Pasos para meditar

En primer lugar deberemos ubicarnos en un sitio tranquilo donde no vayamos a ser interrumpidos. Este lugar nos deberá permitir relajarnos. A continuación deberemos lograr una relajación total, los expertos en la materia señalan que lo ideal es conseguir una relajación de cada una de las partes del cuerpo.

Se deberán cerrar los ojos y volver la respiración más lenta. Es importante comenzar respirando a un nivel consciente y no de manera automática. Las respiración deben volverse cada vez más largas y profundas. Las exhalaciones también deben ser muy lentas.

En lo posible intentar contar el tiempo que pasa entre cada respiración, la idea es conseguir una total relajación. Con el paso del tiempo notarás que el tiempo entre respiración y respiración es cada vez mayor. Al incrementarse este tiempo se llegará a una relajación más profunda

A medida que realizas esta practica con mayor frecuencia podrás comenzar a reflexionar acerca de distintos aspectos de la vida y notarás que los beneficios de meditar crecen notablemente y tu calidad de vida es superior.

Sinónimos de meditación

atención, abstracción, examen, reflexión, cavilación, especulación, contemplación, introspección