Justicia

La justicia es la interpretación que cada sociedad hace de sus leyes jurídicas a lo largo del tiempo. Se trata de un bien común de la humanidad que surgió frente a la necesidad de garantizar y mantener la armonía entre una comunidad. De este modo, puede decirse que la justicia responde a un grupo de normas, explícitas o implícitas, que regulan la vida en sociedad, puesto que determinan qué cosas pueden hacerse o no en las relaciones entre individuos y entre estos y las instituciones.

Este término se encuentra compuesto por dos fundamentos básicos. El fundamento cultural de la justicia consiste en tener en cuenta que toda sociedad maneja su propio sistema de valores, es decir, que cada comunidad se maneja con un conjunto de normas morales que ordenan la vida y que resultan ampliamente conocidas por cada uno de sus miembros. Estas normas son las que permiten determinar qué es lo que está bien y qué es lo que está mal, y así poder actuar en consecuencia.

justice-626461_1280

Por otra parte, la justicia goza de un fundamento formal, modo en el que usualmente suele pensarse a este concepto. Estamos hablando del aparato jurídico compuesto por los documentos escritos que establecen los delitos y sus penas correspondientes y por los profesionales del Derecho encargados de estudiarlas y ejecutarlas. Estas personas presentan la particularidad de garantizar la total imparcialidad durante la resolución de conflictos que involucren tanto a empresas como a individuos.

Muchos filósofos de la antigua Grecia han logrado teorizar sobre la justicia. Por ejemplo, Platón, en su libro La República, veía a la justicia como una herramienta para alanzar la armonía social, ya que, según este pensador, la ciudad perfecta se lograría sólo si los gobernantes se volviesen más justos y más sabios. En base a esta idea es que propuso el término “sofocracia”, que significa “gobierno de los sabios”, para dejar en claro que la comunidad marcharía por buen camino sólo si los filósofos se hicieran con el poder.

La justicia también ha sido entendida como una virtud humana, definida en este sentido como el arte de dar a quien lo que le corresponde. Esta virtud no es otra cosa que el respeto por el derecho ajeno, lo que significa que no consiste en otorgar desmesuradamente los bienes a toda la humanidad, sino en darle a cada individuo lo que se merece. Así, justicia es sinónimo de equidad y de honradez, pues pone en evidencia la presencia o no del deseo de rectitud de una persona.

No obstante, en el Derecho romano, la palabra “justicia” puede adoptar una ligera variación. En este ámbito, dicha terminología no se corresponde con la idea abstracta de lo justo sino, con la adhesión al derecho positivo. Así, el jurista Ulpiano pudo definirla como un concepto con tres objetivos: vivir de manera honrada, no hacerle daño a otros y otorgarle a cada uno lo que se merece. Puede afirmarse entonces que la justicia es la voluntad de reconocer y elegir lo bueno y más justo.

Sinónimos de justicia

honradez, equidad, rectitud

Antónimos de justicia

injusticia, arbitrariedad, ilegalidad