Justicia social

Puede entenderse a la justicia social como el concepto referido a la eliminación de diferencias sociales y económicas entre los grupos o las clases sociales que conforman una población. La justicia social alude directamente a las desigualdades en la renta y en las condiciones de vida y aboga por la consecución de alcanzar una sociedad más igualitaria, con un énfasis puesto de manera muy marcada en los pobres y los menos favorecidos.

Nociones como el Estado de Bienestar, la distribución equitativa de la riqueza y la igualdad de clases salen a la luz al momento de explicar este concepto. Esto se debe a que la justicia social -si bien se trata de una idea que data de mediados del siglo XIX- ha adquirido un nuevo valor y una nueva significación a raíz de las luchas sociales del siglo pasado, en las que se han puesto en escena las mayores crueldades que el sistema capitalista trae aparejadas.

people-850097_1280

Esta expresión fue utilizada por primera vez en 1843 por el jesuita italiano Luigi Taparelli para explicar la compleja situación de desigualdades que dejaba ver la sociedad industrial. En este marco, las categorías aristotélicas de justicia utilizadas hasta ese entonces no servían para dar cuenta de la opresión de la clase trabajadora. Pocos años después, la idea fue retomada por los socialistas fabianos ingleses y reformulada con un sentido ético.

Sin embargo, no fue hasta el siglo XX que la justicia social alcanzó el significado con el que se la conoce hoy en día. A comienzos del 1900, Francia e Inglaterra se adueñaron de esta idea para convertirla en una bandera política. En el primer caso, la justicia social es vista como un objetivo económico a lograr entre clases sociales (que debía llevarse a cabo por el ministro de Comercio David Lloyd), mientras que en el segundo caso se trata de una doctrina social impartida por la socialdemocracia francesa.

Por otra parte, Argentina también ha hecho de este sintagma un arma de lucha política. Si bien la expresión fue puesta en uso gracias al político Alfredo Palacios -el primer diputado socialista de ese país, elegido en 1904- no fue sino hasta la década del ’40 que la justicia social adoptaría cabal importancia. De la mano del presidente Juan Domingo Perón, la justicia social se convertiría en una de las tres banderas del movimiento peronista, junto con la independencia económica y la soberanía política.

Finalmente, los últimos dos pasos que siguió esta noción para transformarse en el concepto que conocemos hoy en día son de carácter laboral y religioso. Por un lado, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) -creada en 1919, luego de la Primera Guerra Mundial- incluyó este principio dentro de su Constitución al afirmar que la justicia social es un derecho indispensable para lograr la armonía social y la paz universal.

Por otra parte, en la década del ’50, la justicia social pasaría a formar parte de la Doctrina Social de la Iglesia Católica, al ser utilizada y resignificada por el papa Pío XI al hablar de la pobreza. De acuerdo con su enunciado, la justicia social es una condición necesaria para acabar con las diferenciaciones entre ricos y pobres, pues consideraba que todas las creaciones y productos del hombre son en realidad bienes que les pertenecen a todos.

Sinónimos de justicia social

distribución de la riqueza, igualdad, equidad social

Antónimos de justicia social

injusticia, acumulación del capital, desigualdad social