Ilusión

La palabra ilusión puede hacer referencia a una imagen, concepto o estado de ánimo que surge a raíz de la imaginación, del anhelo. Este término tiene su origen en el latín illusĭo que significa engaño. Únicamente en el castellano tiene una acepción positiva, en el resto de los lenguajes alude a aquello que carece de sostén real.

También se utiliza esta palabra como sinónimo de entusiasmo o alegría por determinado suceso. Por ejemplo podría decirse “Se desempeña en su labor con mucha ilusión.” Por lo demás, siempre hace referencia a aquello que surge como engaño.

La ilusión es la esperanza por algo sin fundamentos reales que la sustenten. Hacerse ilusiones es crear planes en la mente de algo sin que existan las condiciones necesarias para que se concreten.

¿Qué es la ilusión óptica?

La ilusión óptica tiene lugar cuando se distorsiona la percepción de la realidad a través del sentido de la vista. Si bien existen otros tipos de ilusiones vinculadas al resto de los sentidos, la ilusión óptica es la más frecuente. Esta alteración de la captación de la realidad puede tener su origen fisiológico o cognitivo.

Las ilusiones ópticas escapan a la voluntad del ser humano y su apreciación varía entre las distintas personas. Muchos factores entran en juego al momento de percibir este tipo de ilusiones. Tal es el caso de la agudeza visual, el daltonismo y otras alteraciones del sentido visual.

La ilusión óptica se puede dar de manera natural o bien estar diseñada por el ser humano. Dentro de la ilusión óptica natural encontramos el espejismo, que nos hace ver objetos alejados reflejados en una superficie lisa que percibimos como líquida. Otro ejemplo es el de la irradiación óptica, fenómeno mediante el cual percibimos de mayor tamaño un área iluminada que otra área del mismo tamaño que sea oscura.

Por otra parte están las ilusiones ópticas generadas por el hombre. Tal es el caso de la ilusión de la cuadrícula centelleante o la cuadrícula de Hermann, en cuyos casos se percibe una figura inexistente en la intersección entre dos líneas pero se diluye al fijar la vista en dicho punto. El estereograma es otro ejemplo de este tipo de ilusión, ya que se trata de la representación gráfica de un objeto tridimensional en un medio plano. Por último, no podemos dejar de mencionar el holograma, que consiste en proyectar figuras tridimensionales a través del manejo de la luz.

La animación en el cine es otro caso de ilusión óptica al otorgar movimiento a una imagen.

La ilusión mental

Este tipo de ilusión es generado por quienes hacen uso de la agilidad mental, la sugestión o el buen trabajo escénico. La finalidad de esta ilusión es establecer algún tipo de control mental, adivinación o simplemente llevar a cabo un acto de magia. Esta práctica es conocida como mentalismo y forma parte del arte llamado ilusionismo.

La ilusión en psicología

En este campo es importante no confundir ilusión con alucinación. La ilusión en materia psicológica es una idea errónea que surge a partir de la incorrecta interpretación de determinada situación. Así, alguien que experimenta una ilusión psicológica podría creer que está en un lugar extraño cuando en realidad está en su casa. Es una cuestión de creencia, si el paciente pudiera ver u oler el césped del parque en su baño, por ejemplo, ya se trataría de una alucinación.

Sinónimos de ilusión

espejismo, fantasía, esperanza, anhelo, deseo, imaginación

Antónimos de ilusión

desilusión, desesperanza, agobio