Ignominia

El término ignominia proviene del latín ignominĭa, formado por la raíz  nomen y el prefijo privativo in. Su traducción literal es la pérdida del propio nombre. La ignominia hace referencia al efecto deshonroso ocasionado por la afrenta pública. Esto tiene su origen en una conducta indigna o vergonzosa por parte del individuo.

Podemos decir que la ignominia no es otra cosa que la ofensa pública y expuesta. La sufre quien es exhibido en su falta ante los ojos de la comunidad que lo señala y condena.

Condena social

La conducta ignominiosa o ignominia tiene como finalidad dejar en evidencia la debilidad del sujeto para obtener su vergüenza social y descrédito.

El pensamiento de Karl Marx

El filósofo y comunista prusiano Karl Marx relexionó sobre el concepto de la ignominia. Según Marx, la gravedad de la idea radica en la toma de consciencia de la acción. En otras palabras, si alguien es consciente de su actitud ignominiosa, la falta es doble. Por un lado por la conducta reprobable en sí, y por otro, porque se hace en pleno juicio de ello.

Para Karl Marx la ignominia es una actitud dolosa.

La ignominia en el Imperio Romano

En la antigüedad, en el derecho romano, el honor tenía un lugar importante. Que alguien perdiera el honor implicaba que dejaba de ser reconocido por los demás. Así es que aquellas conductas reprochables, además de ser castigadas por la comunidad, eran contempladas y condenadas por la ley. El uso común de este término era dentro del ámbito militar, donde el castigo podía ser desde el descenso de rango hasta la exposición en primera fila en los ataques a territorio enemigo.

Ignominia actual

En la actualidad, la sociedad ha presenciado numerosos actos de ignominia por parte de los políticos. Los políticos son personas con cierta autoridad pública dentro de la población. Esto hace que las acciones malintencionadas queden expuestas y en evidencia ante el conjunto de los pobladores. El descubrimiento de operaciones ligadas con engaños, fraudes y enriquecimiento ilícito no es otra cosa que una conducta ignominiosa.

Otros usos del concepto

El término ignominia se utiliza también vinculado a aquellas situaciones injustas que atentan contra la decencia o la grandeza de un pueblo. Por ejemplo puede decirse: “La mortalidad infantil en el noroeste argentino es una ignominia que no puede ser aceptada por los gobernantes.”

Dentro del lenguaje popular, se suele catalogar como algo “que no tiene nombre” a los actos incalificables. Así, se establecen como ignominias aquellos comportamientos que vayan en contra con las normas más básicas de la sociedad. Tal es el caso de los actos de vandalismo juvenil o la corrupción por parte de los mandatarios.

En conclusión, la ignominia hace alusión a aquellos comportamientos inaceptables por la sociedad en su conjunto. Entendidos como actos humillantes, indignos, despreciables e infames que salen a la luz y son repudiados por la mayoría de los ciudadanos.

Sinónimos de ignominia

afrenta, bajeza, descrédito, deshonor, infamia, deshonra, oprobio, vergüenza

Antónimos de ignominia

crédito, dignidad, honor, honra, rectitud, justicia, nobleza