Humildad

La humildad es una virtud que consiste en poder reconocer las debilidades y fallas de uno mismo, y actuar en consecuencia. Una persona humilde conoce sus propias limitaciones y no tiene vergüenza de pedir ayuda o reconocer que no sabe hacer algo. El origen de la palabra es el vocablo latino humilitas.

La humildad es lo contrario de la soberbia, esa creencia de que tenemos la respuesta correcta para cualquier pregunta y que sabemos hacer cualquier cosa sin que nadie pueda hacerlo mejor que nosotros. La humildad es una característica propia de las personas modestas, aquellas que no sienten más importantes o mejores que el resto. Sin importar cuán lejos han llegado en la vida, las personas humildes no se jactan de sus logros.

humildad

Hay una delgada línea entre la humildad y la ostentación. Este tipo de conductas requieren un análisis temporal de las personas, ya que podemos encontrarnos con alguien que verdaderamente es humilde, o con individuos que se hacen pasar por humildes para obtener la aceptación de las personas, pero en realidad tienen conductas soberbias en su vida cotidiana. También depende de las personas que nos ven, ya que para algunos nuestra humildad será verdadera, y para otros una mera excusa para llamar la atención.

No todas las personas están preparadas para reconocer las virtudes y méritos del otro, por eso la humildad para algunas personas está vista como un servicio, no como una virtud personal. Para estas personas la humildad es no compartir los logros para no herir los sentimientos de aquellos que no han conseguido alcanzar un logro similar.

Un ejemplo claro de esta diferencia a la hora de entender la humildad podemos verlo con una mujer que recibe un premio en un programa de televisión, un automóvil para ayudarla en su día a día. No genera demasiada envidia, pero en cambio una investigadora que recibe el premio Nobel recibe más ataques infundados o envidia por parte de la gente.

El término humildad también se usa como sinónimo de pobreza o falta de recursos. Frases muy extendidas como “es una persona humilde” o “vive en un barrio humilde” sirven para suavizar el uso de palabras más duras, como podría ser “pobre”. La humildad suele tener una connotación más positiva.

En términos religiosos, la humildad se asocia al reconocimiento de una fuerza superior divina. Todos los seres humanos son iguales ante los ojos de Dios, por eso la soberbia no debería existir ya que nadie es superior ante los ojos del ser supremo. En el budismo la humildad es un estado de consciencia acerca del camino que hay que seguir para liberarse del sufrimiento.

En filosofía, Immanuel Kant es uno de los pensadores que mejor definió la humildad. Para él, la humildad es una virtud central de la vida que permite una perspectiva correcta de la moral de la sociedad. Frederich Nietzsche, en cambio, ataca a la humildad y la define como una falsa virtud que esconde las decepciones de una persona en su interior.

Sinónimos de humildad

sencillez, pobreza, llaneza, recato, sumisión, acatamiento, docilidad, modestia

Antónimos de humildad

soberbia, orgullo, rebeldía, riqueza, posición, altivez, altanería, humos