Honestidad

La honestidad es un término que se utiliza para referirse a las personas recatadas, pudorosas, justas y honradas de acuerdo a la definición de la Real Academia Española. El origen de la palabra viene del latín, honestitas, que se refiere a la cualidad de ser honesto de un individuo.

La honestidad es una de las cualidades humanas más importantes, consiste en comportarse de forma sincera y coherente con lo que se dice y piensa. Una persona honesta es aquella que se rige por los valores de verdad y justicia en cada una de las acciones de su vida.

hands-578917_1280-1024x685

Al hablar de honestidad no estamos siendo subjetivos, sino objetivos. La honestidad no se basa en los deseos individuales de las personas, sino en los valores objetivos de verdad, justicia y coherencia. Requiere un apego a la verdad que va más allá de las intenciones. Si un individuo actúa en pos de sus propios intereses y para ello oculta información, no puede ser considerado una persona honesta. De allí que la verdad y la justicia sean tan importantes para poder responder a esta cualidad de forma adecuada.

La honestidad es un valor de las personas que implica respeto por uno mismo y por los otros. Además está relacionado con la franqueza y con la verdad, valores que deben protegerse hasta las últimas consecuencias.

Hay quienes consideran que la honestidad es un valor imprescindible para los seres humanos. En caso contrario, las relaciones sociales que se establecen estarán siempre manchadas por la mentira y los intereses mezquinos de cada individuo. La honestidad es clave para el amor, para la amistad y para generar confianza entre las personas. Ninguna relación social de esta clase funcionará si las personas no son honesta, si se mienten, engañan o fingen.

Confucio, uno de los filósofos chinos de mayor renombre, distingue entre 3 niveles diferentes de honestidad. Un nivel superficial es el denominado Li. Allí encontramos las acciones que un individuo realiza con el fin de cumplir con sus deseos propios. Incluye objetivos a corto y largo plazo, pero siempre demostrando sinceridad.

Un nivel de mayor profundidad es el Yi, en donde el individuo que actúa no está buscando su propio interés, sino cumplir con el principio moral de justicia, basándose en la reciprocidad. Por último está el nivel Ren, que necesita antes un conocimiento de uno mismo para poder entender a los otros. En este nivel los hombres deberían aprender a tratar a las personas que están por debajo, como ellos mismos desearían ser tratados por los que están por encima.

Un libro interesante para estudiar el concepto de honestidad tiene por título “Honestidad radical. Transforma tu vida diciendo la verdad”, un trabajo del psicólogo Brad Blanton donde muestra las situaciones de estrés que pueden ocasionarse a partir de las mentiras en diferentes ámbitos, desde el laboral hasta el familiar o el de las amistades. La solución que propone Blanton es apostar siempre por la honestidad, diciendo lo que se piensa y siente, evitando así complicaciones que se van volviendo más complejas.

Sinónimos de honestidad

honradez, integridad, rectitud, dignidad, bondad, conciencia, austeridad, justicia, desinterés, desprendimiento

Antónimos de honestidad

indecencia, impudor, inmoralidad, impudicia, lascivia, desfachatez, desvergüenza