Hacinamiento

“Hacinamiento” es una palabra que se utiliza para referirse a la acción de hacinarse, entendiendo por esto una situación en la que se produce una acumulación de personas u objetos con consecuencias negativas. Más específicamente, este término acostumbra a utilizarse como un indicador para medir las condiciones de salubridad a la que se expone un conjunto de personas que habita dentro de un mismo sitio o vivienda, pues, a mayor cantidad de individuos por metro cuadrado, menores son las condiciones de buena salud.

El hacinamiento es un factor que mantiene una vinculación muy estrecha con la pobreza, puesto que revela de manera explícita cuáles son las condiciones en las que debe sobrevivir una familia. Generalmente, decimos que existe hacinamiento cuando una familia numerosa no cuenta con los recursos económicos suficientes como para adquirir una vivienda acorde a su cantidad de miembros, por lo que algunos de ellos deben compartir necesariamente el espacio destinado para uno. A largo plazo, esta circunstancia conduce a un deterioro de la salud física y emocional.

children-663392_1920

Es posible detectar dos formas de hacinamiento a nivel social. La primera de ellas es de tipo crónico y estacional, ya que surge cuando uno de los miembros menores de una familia decide formar su propio núcleo familiar, pero aún no cuenta con los recursos económicos suficientes como para hacerlo, por lo que provoca un aumento temporal del número de habitantes de un hogar. La segunda forma de hacinamiento es de tipo estructural y se encuentra estrictamente ligada a la pobreza, puesto que se trata de una situación que no ha logrado revertirse.

Lejos de estos dos tipos tradicionales, existe un tipo de hacinamiento que se da de manera frecuente en muchas cárceles de los países de renta baja y renta media. Con el aumento de la delincuencia y la poca inversión estatal en materia de seguridad, los centros de detención se han visto superpoblados, provocando consecuencias enormemente negativas que van desde la propagación descontrolada de enfermedades hasta los casos de violencia extrema. Por esta razón, numerosos organismos de derechos humanos luchan por darles a los presos una mejor calidad de vida.

Económicamente hablando, el hacinamiento es un problema que puede ser solucionado con la intervención de los actores económicos correspondientes. Como es sabido, uno de los principios del libre mercado reza que el incremento de la oferta de un bien determinado conlleva necesariamente a la caída del valor de dicho producto, pues los consumidores disponen de mayor cantidad de posibilidades de compra para rechazar. En este sentido, aumentar la oferta inmobiliaria puede contribuir al descenso de los bienes de esta industria, lo que podría acabar con el hacinamiento.

Para que este dilema encuentre una solución en el mediano plazo, los bancos estatales deberían promover el otorgamiento de créditos a tasas fijas más bajas que las que predominan en el mercado. De este modo, no sólo se conseguiría disminuir el hacinamiento estructural y coyuntural, sino que además se fomentaría una dinamización espectacular de la economía. Sea como fuere, las políticas públicas son fundamentales a la hora de luchar contra este problema.

Sinónimos de hacinamiento

acumulación, agrupamiento, apilación