Fotosíntesis

El término fotosíntesis tiene como origen el idioma griego y está formado por dos partes conceptos. Por un lado fotós que es luz y synthesis que la traducción de síntesis o composición. Según la Real Academia Española la fotosíntesis es un proceso metabólico. Este se produce en células vegetales que sintetizan sustancias orgánicas, para transformarlas en otras sustancias inorgánicas usando la energía solar.

La fotosíntesis es un proceso natural que transforma la energía solar en energía química realizada por las plantas, árboles, algas y todo ser vivo que tenga clorofila en su estructura.

La fotosíntesis que producen las plantas la utiliza para poder alimentarse, crecer y vivir.

Para que las plantas puedan realizar la fotosíntesis se necesita la presencia de clorofila que se encuentra en sus hojas y que les da el característico color verde a las mismas.

La clorofila se encarga de absorber la luz ya sea solar o artificial, para realizar el proceso de fotosíntesis. El cual tiene un ciclo que se repite desde hace miles de años.

La fotosíntesis comienza cuando las raíces de las plantas encuentran bajo la tierra por un lado agua y por otro lado minerales. Estos elementos son absorbidos por las raíces y llegan a las hojas por medio del tallo. Luego las hojas que contienen clorofila reciben la luz solar o artificial y absorben del ambiente dióxido de carbono. Este proceso logra transformar la savia bruta en savia elaborada que es el alimento de las plantas.

Las plantas producen oxígeno como desecho del proceso de fotosíntesis, que liberan al ambiente por las hojas. Este oxígeno en el aire permite que el resto de los seres vivos respiren y pueda desarrollarse la vida animal y humana.

Las plantas limpian la atmósfera de la contaminación existente ya que absorben el dióxido de carbono. Esta sustancia les sirve para alimentarse y liberan oxígeno, por lo que el equilibrio es perfecto en la naturaleza.

La temperatura es también un factor importante para que una planta pueda realizar la fotosíntesis.

Se comprobó científicamente que de 0 º grados a 50 º grados puede producirse el proceso de fotosíntesis. Por debajo de 0º grados de temperatura no es posible la fotosíntesis en las plantas.

El proceso de la fotosíntesis fue descubierto por el científico británico Joseph Priestly en el año 1772. Él fue quien describió este fenómeno vital para la vida, hace más de 200 años. Y determinó no solo su existencia sino su importancia en la naturaleza.

Las plantas y árboles son realmente necesarios para la salud del planeta y para que puede sobrevivir la humanidad. También es relevante para mantener la biodiversidad en la tierra, por eso es fundamental cuidar la flora en todas sus clases.

Si hay menos plantas habrá menos oxígeno y si no hay oxigeno no hay vida. Las plantas deben realizar la fotosíntesis para poder vivir ellas, pero también para que el resto de la naturaleza pueda hacerlo.