Fluoroscopia

El término fluoroscopia está formado por dos palabras por un lado flúor que significa curso, fluir, inflamar y por otro lado skopein, que se traduce como examinar. Se entiende por fluoroscopia a una técnica o estudio en imagen, que se utiliza en medicina. Las imágenes que se obtienen del cuerpo de las personas son en tiempo real.

Se utiliza un fluoroscopio que es una fuente de rayos x, para obtener las imágenes. Se coloca al paciente acostado y con una pantalla fluorescente se realiza el estudio. Los fluoroscopios más modernos tienen un intensificador de imagen de rayos x y una cámara de video, para poder grabar las imágenes y luego poder reproducirlas en el monitor.

El proceso que debe seguir el paciente para realizarse la fluoroscopia consiste primero en colocar una vía intravenosa en el brazo o la mano, luego se coloca al paciente en la mesa de rayos x, para tomar las imágenes.

Si es necesario se coloca un catéter adicional en especial en patologías cardiacas. Luego se utiliza el equipo de rayos x para generar las imágenes fluoroscopicas. En algunos casos se coloca un colorante en inyección o sustancia de contraste para visualizar la estructura del cuerpo.

Si el procedimiento de fluoroscopia se combina con un procedimiento cardiaco tiene un tiempo de recuperación más lento, por la técnica médica.

Usos de la fluoroscopia en la medicina

  • Detectar cuerpos extraños en el cuerpo
  • Inyecciones de viscosuplementación en la rodilla
  • Inserción de catéteres intravenosos
  • Realización de biopsias
  • Cateterismo cardiaco
  • Artrografía
  • Punción lumbar
  • Inyecciones anestésicos en articulaciones o en la columna
  • Vertebroplastica percutánea para tratar la compresión de las vértebras
  • Observar lesiones antiguas en personas vivas pero también en cadáveres
  • Poder visualizar afecciones gastrointestinales
  • Para realizar cirugías ortopédicas y colocación de prótesis
  • Para angiografía de los vasos del corazón, piernas y cerebro
  • Cirugía urológica
  • Colocación de dispositivos cardiacos como marcapasos, desfibrilador automático, entre otros
  • Para cirugía osteoarticular

La fluoroscopia permite ubicar la lesión o zona del cuerpo donde se tiene que realizar un procedimiento médico, como colocar una inyección o hacer una cirugía. Al observar específicamente el lugar del cuerpo se tiene mayor exactitud y los resultados de los métodos médicos son más efectivos.

La fluoroscopia al utilizar rayos x o sea radiación, tiene ciertos riesgos para la salud de las personas. Los equipos nuevos son más eficientes que los antiguos por lo que son más seguros.

La dosis de radiación que recibe el paciente es alta, cuando se le realiza el estudio de fluoroscopia. Por lo que se limita el uso de esta técnica médica solo para casos específicos y muy necesarios.

Hoy en día, los procedimientos de fluoroscopia se usan durante corto tiempo, para evitar contraindicaciones en el paciente como quemaduras, lesiones cutáneas y mayor riesgo de desarrollar cáncer.

La fluroscopia se puede usar solo como método de diagnóstico o en combinación con otros procedimientos terapéuticos según la afección que tenga el paciente.

 Sinónimos de fluoroscopia

radioscopia