Filosofía

La filosofía es una disciplina dedicada al estudio de cuestiones vinculadas al conocimiento, la verdad, la moral, la belleza, la mente, la existencia y el lenguaje. Al tratar estos problemas, la filosofía se separa del esoterismo, la mitología y la religión, ya que basa sus teorías en la implementación de argumentos racionales en detrimento de los argumentos de autoridad. Asimismo, se separa también de la ciencia, puesto que arriba a sus conclusiones sin apelar al empirismo, sino que utiliza métodos deductivos.

La palabra “filosofía” es una invención del griego Pitágoras de Samos, no obstante, no existe un documento escrito que pueda probar su autoría. Esta idea proviene de un hecho acontecido en el año 530 a.C., cuando el tirano León llamó “sabio” a Pitágoras, quien le respondió que no lo era sino que aspiraba a serlo, puesto que amaba la sabiduría. Según el griego, la vida podía compararse con los famosos juegos olímpicos, en los cuales alcanzaban a distinguirse tres clases de personas: los que buscan honor y gloria, los que ansían riquezas y los que contemplan el espectáculo. A éstos últimos, Pitágoras asoció con la figura de filósofos.

bustos-756620_1280

Conforme se fueron incorporando mayor cantidad de temas para ser tratados por la filosofía, esta disciplina se dividió en varias ramas. La más conocida de ellas es la metafísica, una rama dedicada a analizar y comprender los principios que ordenan la realidad, empleando algunas categorías de las que nos servimos para entender el mundo, tales como ser, entidad, causa, tiempo y espacio. Por eso, etimológicamente hablando, la palabra “metafísica” significa “más allá de lo físico”.

Otra rama fundamental de la filosofía es la gnoseología, entendida como la variante dedicada a estudiar los límites y los alcances del conocimiento humano. Esta variante filosófica se encuentra estrechamente vinculada con la epistemology, que alude al conocimiento que no es de tipo científico. A su vez, es posible identificar dentro de la gnoseología a otra subvariante llamada fenomenología, encargada de estudiar los fenómenos que se aparecen en nuestra conciencia.

Dentro de la filosofía, es posible encontrarse también con la lógica, que estudia los fundamentos de la inferencia válida. Una inferencia es un proceso mental mediante el cual, partiendo de premisas que actúan como evidencia, se arriba a conclusiones verdaderas o falsas. Estas inferencias pueden ser inducciones, deducciones o abducciones, entendiéndose a estas últimas como una forma más completa de inducciones. El principal objetivo de la lógica es confeccionar sistema formales mediante la utilización de constantes lógicas.

Finalmente, existen otras dos ramas principales de la filosofía: la ética y la estética. La primera de ellas se atiene al estudio de lo que es moralmente correcto, es decir, que se encarga de determinar que actos, conductas o intencionalidades resultan buenos o malos, conforme a un sistema moral específico. La segunda, por su parte, se encarga del estudio de la belleza, más específicamente, de las experiencias y juicios estéticos que les permiten a los filósofos separar lo que es bello y elegante de todo aquello que no lo es.