Felicidad

La felicidad es un sentimiento positivo que aparece dentro de un individuo cuando éste cree o considera que ha alcanzado sus objetivos deseados. Por esta razón, la felicidad suele ser expresada de la mano de otros sentimientos, tales como la alegría. De acuerdo con numerosos psicólogos, la felicidad es una medida de bienestar que influye positivamente en la conducta y el comportamiento de los seres humanos que la sienten, no obstante, se trata de una gratificación autopercibida que no siempre es evidente para los ojos ajenos.

Si bien durante largo tiempo se hubo sospechado que la felicidad no tenía influencias a largo plazo en el modo de encarar la vida, se ha corroborado que aquellos individuos que poseen un nivel de felicidad estándar o superior a la media se sienten con mayores deseos de conquistar nuevas metas y objetivos en comparación con aquellas personas que no se autoperciben como generalmente felices. Esto se explica porque la felicidad va siempre asociada con una sensación de satisfacción que eleva la imagen que una persona tiene de sí misma.

girl-102829_1920

Más allá de que la felicidad sea para todos los seres humanos un estado anímico de carácter positivo, los motivos que provocan y conducen a la misma no son universales. Es por ello que debe remarcarse la idea de que la felicidad es subjetiva y autopercibida, ya que surge de la interpretación individual de un hecho o una serie de hechos determinados que no siempre provocan la misma respuesta por parte de todos los protagonistas o testigos involucrados. Es por eso que la felicidad se diferencia de otros hechos en los que el objeto genera un bienestar general.

Independientemente de las causas que conduzcan a la felicidad del individuo, debe dejarse en claro que la felicidad es un sentimiento que motiva a quienes la sienten a sacar el mejor provecho de cada una de las situaciones que viven, con la única finalidad de llevar a cabo sus metas. Por esta razón, puede comprenderse por qué algunos pacientes que sufren de ciertos trastornos psicológicos, tales como la depresión, no pueden cumplir con sus metas generales o particulares, pues carecen de un nivel necesario de felicidad que les permita llevar adelante sus tareas.

Específicamente hablando, una persona feliz es capaz de cumplir de forma más eficiente con tareas ya conocidas, sometidas a variables experimentadas. A lo largo de este proceso, todas las funciones participantes en las conductas mentales logran interactuar con los factores externos, las cuales, a su vez, se ponen en contacto con el sistema límbico. A lo largo del mismo, pueden experimentarse diversas emociones derivadas, que no resultan siempre positivas pero que facilitan el aprendizaje de una tarea dentro de un escenario variable.

Actualmente, se reconocen a tres causas como las principales influyentes en la felicidad de las personas, a saber: las causas genéticas, las causas asociadas a la realización de las metas personales y las causas socioambientales. No obstante, también es importante destacar que la exteriorización de la felicidad puede estar condicionada por factores culturales, puesto que en algunas culturas se encuentra mal visto que los individuos manifiesten públicamente sus sentimientos negativos.

Sinónimos de felicidad

bienestar, alegría, satisfacción

Antónimos de felicidad

tristeza, angustia, desgracia