Cultura

Cultura es una palabra que proviene del latín y significa “cultivo”. Se trata de un concepto polisémico, es decir, que cuenta con una gran variedad de significados, no sólo a través del tiempo sino también, en diferente lugar. A pesar de ello, es posible catalogar a dos definiciones como las más comunes: por un lado, cultura es el gusto por las artes y las ciencias humanas (entendida también como “cultura cultivada”); mientras que, por otro lado, implica el conjunto de saberes, creencias y tradiciones que una comunidad adopta y reproduce a lo largo de su historia.

El concepto de “cultura”se remonta a los siglos XVIII y XIX, en la Europa del Siglo de las Luces, momento en el que se intentaba nombrar a un proceso técnico de mejora en la agricultura y la horticultura. Ya entrado el siglo XIX, el término fue retomado pero esta vez para referirse al camino de refinamiento individual que experimenta una persona a través del acceso a la educación y, posteriormente, mediante la concreción de sus metas personales y colectivas.

donkey-657593_1280

Sólo a finales de este siglo, el concepto de “cultura” comenzó a ser redefinido como actualmente lo conocemos. En aquel entonces, muchos científicos comenzaron a emplear esta terminología para referirse a una capacidad propia de los seres humanos. Así por ejemplo, el sociólogo alemán Georg Simmel definió a la cultura como la cultivación de los individuos a través de la influencia de factores externos que se han vuelto objetivos con el fin de ser puestos en práctica por las futuras generaciones.

Durante el siglo XX, la palabra “cultura” pasó a ser entendida como el objeto de estudio principal de la antropología, incluyendo a todos los rasgos explícitos de una población que no responden a factores genéticos. Más específicamente, la cultura pasó a ser entendida bajo dos significados: por un lado, remite a la capacidad humana de representar el mundo a través de símbolos; mientras que, por el otro, refiere a los diferentes modos de vivir que cada comunidad ha adoptado a lo largo de todo el mundo.

Dentro de esta disciplina, es posible encontrar dos ramas que hacen especial hincapié en el estudio de la cultura. Estamos hablando de la etnografía y la etnología. La primera de ellas se caracteriza principalmente por el estudio de las formas de subsistencia a través del trabajo de campo, mientras que la segunda se encarga de efectuar un análisis comparativo entre las etnografías del pasado y del presente. En esta última rama antropológica, el desarrollo de inferencias es clave para comprender el estilo de vida de una población determinada.

En la actualidad, al momento de adoptar una definición clara de este concepto, se suele acudir a la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural propuesta por la UNESCO. En ese documento se entiende a la cultura como el conjunto de aspectos materiales, espirituales e intelectuales que comparte un mismo grupo de personas. Este conjunto no sólo incluye a las artes y a sus producciones sino también, a los modos de vida, las creencias y los sistemas de valores.

Sinónimos de cultura

instrucción, educación, civilización