Conflicto

El término conflicto deriva del latín conflictus que significa golpe junto según su análisis etimológico. Podemos definir conflicto como una situación de oposición, desacuerdo o lucha inclusive entre dos personas o partes. Este enfrentamiento de criterios tiene lugar porque una de las dos partes implicadas intenta imponerse sobre la otra.

Para que un conflicto tenga lugar, el desacuerdo en cuestión puede deberse a varias cuestiones. Puede ser que las partes no hayan siquiera intentado una instancia previa de diálogo o que habiendo agotado dicha etapa, hayan insistido en sus respectivas posturas.

Extisten diferentes tipos de conflictos, más simples o más graves, según el ámbito en el que tengan lugar. Los conflictos pueden ser individuales, colectivos, unilaterales o bilaterales.

Conflicto individual o colectivo

Cuando hablamos de conflictos individuales, hacemos referencia a los conflictos de carácter doméstico. En este tipo de conflicto es, por lo general, más sencillo llegar a un acuerdo. Un ejemplo de conflicto individual sería el de una familia en la cual el padre quiere que su hijo estudie una carrera para seguir sus pasos sin importarle los gustos e intereses del joven.

Un conflicto colectivo, por el contrario, denota la existencia de una problemática de mayor magnitud. El conflicto colectivo hace referencia a una disputa en la que al menos una de las partes es un grupo de personas. Este conflicto es de índole social y su resolución no siempre se consigue en primera instancia. Por ejemplo la lucha de clases, histórica disputa en los diversos sistemas sociales de la humanidad, es un conflicto colectivo.

Conflicto unilateral o bilateral

Para determinar si se trata de un conflicto unilateral o bilateral, basta con analizar el grado de desacuerdo y compromiso que tengan sus partes. Si una sola de las partes está disconforme con la situación hipotética, se trata de un conflicto unilateral. En caso de que ambas partes estén en disputa y a la espera de algo por parte de su contrario, el conflicto se considera bilateral.

Un conflicto unilateral sería por ejemplo el caso de un estudiante que recibe una calificación que no lo satisface y considera que debería haber recibido un puntaje superior. Un conflicto bilateral puede ser el de dos naciones que se disputan un territorio, por ejemplo, ambas partes se encuentran afectadas e implicadas por la problemática.

Según la importancia de las causas que lo originen, un conflicto será más o menos grave.

Los motivos que generen una situación de conflicto también pueden diferenciarse en dos grandes clases: conscientes o inconscientes. Un conflicto entre dos vecinos puede deberse a que uno haya tomado una decisión que afecte la calidad de vida del otro. Por ejemplo que haya colocado un aire acondicionado cuya salida perjudique la propiedad del segundo, esto sería una causa consciente y palpable de conflicto. En otro caso podría generarse un conflicto porque uno no saludara al otro en una fiesta. Este incidente quedaría grabado en la memoria del afectado y llevaría a despertar un conflicto cuyo origen tendría una razón inconsciente.

Sinónimos de conflicto

Disputa, lucha, enfrentamiento, choque, pugna, combate.

Antónimos de conflicto

Acuerdo, armonía, concordia, consenso, paz.