Celos

El término celos hace referencia a la emoción que experimenta una persona cuando siente amenazada su relación o vínculo hacia alguien. Generalmente dicha emoción esta representada por el miedo que siente esa persona de perder a alguien que considera de su pertenencia, por la influencia de un tercero. Sentir celos se considera, muchas veces, algo natural.

Si bien los celos se perciben como una reacción emocional muy común, la realidad es que no constituyen algo totalmente sano. Principalmente porque nacen de la creencia equivocada de que las personas se pertenecen mutuamente, cuando no es así.

Aquel que siente celos suele actuar o expresarse de maneras, muchas veces, posesivas o tóxicas. Esta emoción se genera no solo en relaciones de pareja, sino también entre hermanos, amigos y compañeros de trabajo, entre otros.

En muchas ocasiones la persona que manifiesta los celos se justifica haciendo referencia al gran afecto o estime que siente hacia el otro. Sin embargo, cuando  se vuelven demasiado fuertes y persistentes, todo puede tornarse complejo y desembocar el situaciones más complicadas.

Los celos suelen implicar a tres sujetos: el celado, el celoso y una tercera persona que puede existir o no. El celoso tiende a crear en su mente una imagen del tercero en discordia. Esa imagen es la que despierta en él las dudas e ideas que lo llevan a creer en algo que sucede, pero en realidad, muy probablemente, no sucedió.

Así como esta reacción implica un falso sentido de pertenencia entre las personas, también es un claro reflejo de la falta de confianza en una relación.

Por todo esto es habitual ver a la persona celosa como una que además de no confiar en el otro, carece de auto confianza y estime propio. Las personas que son muy celosas, tienden a ser muy dependientes del otro y no toleran demasiado la soledad. Esto hace que una relación se vuelva inestable y la persona celosa se torne densa o insistente con planteamientos fuera de lugar o carentes de sentido. Por ello, si bien los celos pueden ser normales y no representar un problema, lo cierto es que cuando se extralimitan y se exceden, se deben tomar decisiones al respecto.

Actitudes que demuestran celos

Algunas de las actitudes más comunes en las personas celosas son:

  • Un control permanente de lo que hace o dice la persona celada, e incluso tendencia a revisar objetos personales de esta. El celoso busca indicios de engaño, de mentira o cualquier elemento que pueda implicar una amenaza para su relación.
  • Conversaciones con planteamientos ridículos o fuera de lugar, que ponen al celoso en la figura de detective. Hay una tendencia a caer en el acoso del otro.
  • No se desea que la otra persona tenga demasiadas relaciones o tratos con personas del sexo opuesto, ya que se consideran posibles amenazas y se teme por lo que pueda suceder.
  • Manifestación de los celos en el cuerpo, mediante tensión corporal, nervios, elevación de la voz, gesticulaciones. En casos extremos se puede llegar al maltrato verbal o físico.

Sinónimos de celos

sospecha, inquietud, duda

Antónimos de celos

confianza, seguridad

Formato para citar (APA)

“Celos” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: http://designificados.com/celos/ [Consultado: ].