Adicción

Se entiende por adicción a un hábito o conducta repetitiva peligrosa por el uso de cierta sustancia o comportamiento, del que no se puede prescindir. La persona que tiene una adicción desarrolla una dependencia física y psicológica al elemento o conducta al que es adicto. Se puede ser adicto a una sustancia, relación o actividad específica. La palabra adicción deriva del vocablo latín addictio.

La adicción es una enfermedad que afecta al cerebro y son diversos factores como los biológicos, psicológicos, genéticos y sociales, que hacen que una persona desarrolle este tipo de patología.

La persona adicta busca mediante el consumo de sustancias o ciertas conductas repetitivas sentir un alivio psicológico y alejarse de sus problemas o sentimientos negativos, además de sentirse bien durante un rato.

Las adicciones generan que el individuo no pueda controlar sus pensamientos y comportamientos, ya que solo pueden concentrarse en conseguir lo que desea que le genera placer pero a la vez son dependientes o adictos.

Síntomas físicos y psicológicos que sufre un adicto

  • Cambios en el peso
  • Alto nivel de irritabilidad
  • Pérdida de interés en el trabajo, actividades de ocio o aficiones que antes disfrutaba
  • Alteraciones en el estado anímico de la persona
  • Sentimientos de ira, nerviosismo, ansiedad
  • Alto nivel de estrés y de depresión
  • Problemas de sueño
  • Descuido en su aseo e imagen personal
  • Periodos de letargo e hiperactividad
  • Alejamiento de la familia y amigos

El deseo de conseguir el elemento al que son adictos, hace que las personas realicen actos que no harían si estuvieran sobrios. Los adictos suelen robar, prostituirse, mentir, engañar, perder su trabajo, alejarse de los seres queridos y allegados, entre otras acciones negativas como dañar o matar a otra persona.

El adicto pierde la noción de la realidad y aunque entiende que sus acciones no son correctas lo hacen igual. Es tan grande la necesidad de satisfacer su deseo por el objeto de su adicción, que llegan hacer lo que sea, sin tener en cuenta las consecuencias.

Las adicciones más frecuentes son:

  • drogas ilegales: heroína, cocaína, marihuana, entre otras
  • alcohol
  • tabaco
  • medicamentos
  • trabajo
  • sexo
  • comida
  • juego
  • pornografía
  • tecnología: videojuegos, celular, televisión, internet, entre otros

La persona suele negar que tiene un problema de adicción y no es fácil que la misma acepte un tratamiento. Ya que a los adictos al dejar su adicción por un corto periodo de tiempo les genera un malestar físico, psicológico y emocional llamado síndrome de abstinencia.

Cuando la persona está en periodo de abstinencia se siente realmente mal porque se produce un desequilibrio químico y hormonal en su cuerpo y especialmente afecta al cerebro, además aumenta mucho el estrés psicológico. Por eso los adictos tratan de evitar la abstinencia.

Las adicciones destruyen la vida de las personas ya que deteriora su salud, altera su mente, rompe sus relaciones familiares y sociales, pierden su trabajo y toda clase de lazo sano.

La adicción se trata pero requiere de mucha fuerza de voluntad debido a que no es fácil superar esta enfermedad.

Un adicto no se cura sino que permanece en recuperación de por vida. Son frecuentes las recaídas durante el proceso de tratamiento de las adicciones en especial cuando se empieza.

Otro significado de la palabra adicción es afición desmesurada o descontrolado hacia algo.

 Sinónimos de adicción

dependencia, necesidad, habito, propensión

Antónimos de adicción

independencia, autonomía