Neurosis

La neurosis es el nombre genérico que se utiliza para definir a una serie de afecciones del sistema nervioso. La neurosis modifica y altera la forma en la que las personas controlan sus emociones, desarrollando una patología que impide generar una relación sana y empática con el contexto social.

El primer uso del término neurosis data del siglo XVIII. En ese entonces, el médico Wiliam Cullen lo utilizó al detectar que allí se encerraban distintos síntomas de los trastornos sensoriales que eran causados por una enfermedad del sistema nervioso. Freud, el padre de la psicología, la neurosis es lo opuesto a una conducta normal en las personas.

neurosis

Las actitudes neuróticas se reflejan en individuos que no aceptan la vida que llevan. Una persona sana acepta su realidad, es consciente de ella y trabaja para mejorarla. En cambio, una persona neurótica es incapaz de aceptar y entender su realidad, utiliza el mecanismo de negación y busca crear una realidad que se acomode a sus propios deseos, aún si la realidad no responde como el quiere.

La neurosis puede entenderse de dos maneras diferentes, por un lado es un síntoma de diferentes afecciones de la mente que está relacionado con la ansiedad. Por otro, de forma casual se habla de neurosis como una forma de estado nervioso o como obsesión.

En psicología se habla de neurosis como un desequilibrio mental originado en la ansiedad, y no se origina por algún daño en los órganos de la persona. Se puede percibir mediante comportamientos inadaptados y repetitivos que apunta a reducir el estrés. La neurosis es una especie de mecanismo de defensa que algunas personas utilizan para protegerse de la angustia. Los mecanismos más importantes son el desplazamiento, la represión y la negación. A través de estas conductas la estructura psíquica de los individuos compensa un exceso de angustia.

Cuando una persona neurótica sufre demasiado estrés o una situación le genera incomodidad, comienzan comportamientos repetitivos y constantes para intentar defenderse. La principal incapacidad de un neurótico es la de analizar su entorno. No puede resolver de forma adecuada los problemas y actúa de maneras que lo hacen parecer loco frente al resto de las personas.

Analizando el concepto de neurosis en forma de trastorno social, es muy difícil que una persona se dé cuenta que lo padece. Para evitar los prejuicios que pueden aparecer sobre un individuo que acude al psicólogo para tratar su neurosis hay instituciones que conservan la identidad de los pacientes. Neuróticos Anónimos trabaja intentando ayudar a las personas a reconocer y tratar los diferentes mecanismos neuróticos que pueden estar afectando su estilo de vida. Aquellos que consideran la neurosis como una enfermedad social, destacan que las acciones de un neurótico afectan su modo de vida y su contexto.

A medida que avanza la neurosis, el paciente puede presentar comportamientos más violentos, repetitivos o aislantes. Es muy importante buscar ayuda y conseguir que la persona vaya poco a poco abandonando sus mecanismos de defensa, logrando así entender y aceptar la realidad que le toca vivir.

Sinónimos de neurosis

preocupación, neurastenia, nerviosidad